MIÉRCOLES, 29 DE JUNIO DE 2016
Brexit, ¿fracaso de la globalización? (III)

¿Usted cree que es buen momento para realizar inversiones en México?
No
No sé



El punto sobre la i
“Si del derecho a la vida se desprende el derecho a defenderla, del derecho a defenderla, ¿no se desprende el derecho a la portación de armas?”
Félix de Jesús


Más artículos...
Ricardo Valenzuela
• Unión de Estados Americanos Socialistas (II)

Arturo Damm
• ¿Otra tenencia?

Víctor Hugo Becerra
• El gobierno de López Obrador, un fracaso

Arturo Damm
• Noticias: una buena, una mala

Manuel Suárez Mier
• Destierro a los expertos

Arturo Damm
• Impuestos, la justificación moral

Luis Pazos
• Presupuesto 2020, ¿realista?


Pulsaciones...
• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Arturo Damm







“Un mercado común implica la eliminación de las barreras que los gobiernos de los países que lo integran imponen al libre tránsito de mercancías, personas y capitales, siendo el resultado menos gobierno y más libertad.”


Si la globalización es (y eso debe ser) el proceso por el cual los gobiernos de distintos países eliminan las barreras que, de manera por demás arbitraria, levantaron a las relaciones entre sus habitantes y los habitantes de otros países, la misma supone menos gobierno y más libertad, siendo lo ideal la mayor libertad deseable (toda la que no suponga violar derechos de terceros) y el menor gobierno posible (el necesario para mantener a la libertad dentro de sus legítimos límites). Los procesos de integración entre naciones, la mayoría de las veces identificados con la globalización, ¿apuntan en esta dirección?

La creación, en 1957, de la Comunidad Económica Europea (CEE), tuvo como objetivo la integración de los países que la conformaban (Alemania, Francia, Italia, Países Bajos, Bélgica y Luxemburgo) en lo que se conoce como un mercado común (MC) y una unión aduanera (UA). Un MC implica la eliminación de las barreras que los gobiernos de los países que lo integran imponen al libre tránsito de mercancías (comercio), personas (trabajo) y capitales (inversiones, tanto financieras como directas), siendo el resultado menos gobierno y más libertad. Por su parte una UA implica que los países ya integrados en un MC homologan sus instituciones aduaneras, comenzando por los aranceles (los impuestos con los que se gravan, sobre todo, las importaciones), lo cual los lleva a unificar sus políticas comerciales cara al resto de los países, nada de lo cual supone, de entrada, menos gobierno y más libertad, como no lo suponen ni el mercantilismo ni el proteccionismo, posturas ideológicas en la que encuentran su justificación las aduanas, los aranceles, las cuotas de importación, los permisos previos para importar y demás parafernalia a favor de una mayor escasez y, por ello, de un menor bienestar.

Continuará.

• Liberalismo • Globalización / Comercio internacional • Libertad económica • Europa • Brexit

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus