MIÉRCOLES, 21 DE SEPTIEMBRE DE 2016
Decálogo fiscal (III)

¿Usted considera que la política debe estar por encima de la economía?
Sí, la política debe estar por encima de la economía
No, la economía debe estar por encima de la política
No, la economía debe estar al margen de la política
No sé



El punto sobre la i
“Mercado significa libertad para producir y libertad para consumir. Atacarlo es atacar la autonomía de la voluntad.”
Antonio Escohotado


Más artículos...
Erika Donjuán y Miguel A. Cervantes
• Rigidez laboral en México (II)

Manuel Suárez Mier
• Populismo expulsa expertos

Arturo Damm
• Desempleo

Luis Pazos
• Viacrucis en el IMSS

Arturo Damm
• Impuestos al vicio y a la obesidad

Ricardo Valenzuela
• El arte del libre comercio, estilo Trump

Arturo Damm







“Decálogo fiscal de Joseph Keckeissen, que los involucrados en materia fiscal, desde el Ejecutivo Federal hasta los legisladores, deberían respetar.”


Este es el decálogo fiscal de Joseph Keckeissen, que los involucrados en materia fiscal, desde el Ejecutivo Federal hasta los legisladores, deberían respetar, ¡por el bien de la economía!

I. Presupuesto. El presupuesto nacional debe ser cubierto cada año. El presupuesto operativo debe ser cubierto 100 por ciento por los impuestos. El presupuesto de capital puede ser cubierto o con impuestos o con otros ingresos del gobierno, pero nunca con deuda o creación monetaria. El déficit fiscal quedará prohibido.

II. Proyectos. Ningún proyecto nuevo puede aprobarse por el Congreso sin que haya un estudio previo costo/beneficio en el cual los beneficios superen a los costos involucrados. Cada proyecto llevará los nombres de los promotores y personas principalmente responsables del mismo para poder ser enjuiciados en caso de irregularidades o evidencia de delito o de irresponsabilidad.

III. Ingresos gubernamentales. Los ingresos del gobierno se originan fundamentalmente en los impuestos que se cobran a los ciudadanos. Los impuestos tendrán las siguientes características:

a) serán mínimos (se aplicará la tasa menor en todos los casos);
b) serán neutros (se aplicarán igualmente a todo producto, empresa, operación, según sea el caso, para que no favorezcan ni perjudiquen a ninguna industria o producto en particular, excepto que el pueblo en un “referéndum especial” apruebe una excepción);
c) serán tanto iguales como equitativos para todas las personas, sin excepción, de acuerdo a las fórmulas adoptadas; d) jamás se ha de usar la emisión monetaria de ningún tipo para proveer fondos al gobierno; e) no se aceptarán fondos de otros gobiernos, ni como donación, ni como deuda, con excepción del caso de un desastre natural específico.

IV. Gastos gubernamentales. No se admiten gastos que no hayan sido aprobados por una ley específica del Congreso. Todos los empleados del gobierno están obligados a seguir el mandato expreso del Congreso. Cada gasto tendrá su fuente de fondos y esto debe quedar clara y específicamente estipulado por el Congreso. No se desembolsará ningún dinero si no hay una provisión acertada para su reembolso.

Continuará.

• Política fiscal

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus