VIERNES, 14 DE OCTUBRE DE 2016
Tomándole el pulso (III)

¿Considera usted que, en caso de logar su registro, “México Libre” es una alternativa viable para tener una oposición fuerte?
No
No sé



El punto sobre la i
“Por mucho que nos duela a los liberales, ninguna Constitución es garantía de la libertad.”
Carlos Rodríguez Braun


Más artículos...
Manuel Suárez Mier
• El misterio chileno

Arturo Damm
• Capitalismo de compadres (II)

Asael Polo Hernández
• ¿Liquidar o estabilizar?

Arturo Damm
• Capitalismo de compadres (I)

Ricardo Valenzuela
• Mexicanos, ustedes no merecen ser libres

Arturo Damm
• Capitalismos

Isaac Katz
• Viejos pobres (I)


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Arturo Damm







“¿Qué puede esperarse? Más repuntes en la inflación al consumidor (¡tan bien que íbamos!).”


¿Cómo va la economía? Ya analicé, en los dos Pesos y Contrapesos anteriores, el comportamiento de la inversión fija bruta (producción de bienes y servicios) y del consumo de las familias (disposición de bienes y servicios). Ahora analizaré el comportamiento de la inflación, es decir, el comportamiento del poder adquisitivo de nuestro dinero, del cual depende la capacidad de cada quien para adquirir bienes y servicios, cuya cantidad, calidad y variedad determinan el bienestar de cada cual.

En julio, agosto y septiembre la inflación mensual (comparando cada mes con el mes anterior, una buena manera de tomarle el pulso a la economía, y calculándola a partir del Índice Nacional de Precios al Consumidor, INPC) fue, respectivamente, 0.26, 0.28 y 0.61 por ciento. En dos meses la inflación, es decir: la pérdida en el poder adquisitivo de nuestro dinero, se multiplicó por 2.35, dando como resultado, en términos anuales (comparando un mes con el mismo mes del año anterior), una inflación del 2.97 por ciento. Un año antes, en septiembre del 2015, fue de 2.52 puntos porcentuales. Nueve meses antes, en diciembre del 2015, fue del 2.13 por ciento, el mínimo histórico hasta el momento (nunca antes la inflación había estado tan baja).

En términos anuales la inflación al consumidor (medida por el INPC) pasó del 2.13 por ciento a finales del año pasado a 2.97 en septiembre. El múltiplo fue de 3.94. Si de la inflación al consumidor pasamos a la inflación al productor (medida por el índice Nacional de Precios al Productor, INPP), que influye en el comportamiento de la inflación al consumidor, tenemos que pasó de 4.20 a 6.22 por ciento. El múltiplo fue de 4.81. ¿Qué puede esperarse? Más repuntes en la inflación al consumidor (¡tan bien que íbamos!), tal y como lo predice la encuesta, de septiembre, sobre las expectativas de los especialistas en economía del sector privado, del Banco de México, que prevé una inflación anual para este año del 3.18 por ciento, y del 3.45 para 2017.

• Inflación / Política monetaria • Problemas económicos de México

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus