VIERNES, 3 DE MARZO DE 2017
Plan macro en Álamos 24

¿Usted cree que es una buena idea que sean Pemex y la Secretaría de Energía quienes construyan una refinería?
No
No sé



“Si se viola una ley injusta lo único que se viola es esa ley, no algún derecho de alguien. Por el contrario, si se viola una ley justa se viola la ley y algún derecho de alguien.”
Othmar K. Amagi

Manuel Suárez Mier







“Retornar a los principios de libertad económica que EU ha abandonado en buena medida, es la única forma de mejorar las oportunidades de la población.”


En mi columna anterior comenté las razones que explican el asalto nacionalista al orden liberal global y la urgencia de profundizar las reformas liberales emprendidas, casi siempre a medias o mal, para retomar la ruta del progreso económico sustentado en una auténtica economía de mercado, que se discutieron hace quince días en el coloquio de Álamos, en el bello pueblo minero de ese nombre.

El complemento de esta rica reunión fue el análisis de la experiencia extraordinaria que han tenido los bancos centrales en tratar de atajar y revertir los devastadores efectos de la Gran Recesión iniciada en 2008 y cómo restaurar una política monetaria más “normal” al tiempo que se desinflan sus abultados balances.

Las críticas al híper-activismo de los bancos centrales en la última década fueron severas:

Además, la reunión contó con dos magníficas presentaciones del ilustre economista de la Universidad de Stanford, John Taylor, a quien se menciona como el candidato puntero para remplazar a Janet Yellen al frente del Fed el año que entra.

Taylor presentó la nueva edición de su libro Principios esenciales: Cinco claves para restaurar la prosperidad de EU en el que sustenta que retornar a los principios de libertad económica que su país ha abandonado en buena medida, es la única forma de mejorar las oportunidades del creciente segmento de la población perjudicado por políticas intervencionistas y una excesiva y costosa regulación de la economía.

La propuesta de Taylor es la de regresar a preceptos para manejar las políticas fiscal y monetaria de manera conocida, transparente y automática de acuerdo a principios sólidos que han dado resultados positivos cuando se han aplicado sistemáticamente, lo que es conocido en el caso de la política monetaria como la “Regla de Taylor”.

Finalmente, el mismo Taylor dio el discurso de clausura con una presentación por demás interesante de la interacción de la política monetaria en nuestro continente con los mercados financieros y de bienes y servicios, poniendo especial énfasis en el impacto de las políticas del Fed sobre el resto de las Américas. 

• Populismo • Álamos Alliance • Finanzas internacionales • Crisis / Economía internacional

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus