Pesos y contrapesos
Ago 15, 2017
Arturo Damm

Producir, ofrecer y vender drogas

Prohibir la producción, oferta y venta de drogas resulta injusto, y por partida doble: porque viola el derecho a la libertad individual y porque convierte a inocentes en delincuentes.

Producir, ofrecer y vender drogas, ¿son actividades delictivas por su propia naturaleza o son actividades consideradas delictivas por las leyes, algo muy diferente y con consecuencias contraproducentes? Para responder correctamente preguntémonos cuáles son las actividades delictivas por su propia naturaleza. Las que violan derechos de terceros, por ejemplo: matar (violar el derecho a la vida), secuestrar (violar el derecho a la libertad), robar (violar el derecho a la propiedad), razón por la cual deben prohibirse (no deben depender de la voluntad de cada quien) y sancionarse (el delincuente debe ser castigado).

Producir, ofrecer y vender drogas, ¿son actividades delictivas por su propia naturaleza o son actividades consideradas delictivas por las leyes? Quien produce, ofrece y vende drogas, ¿viola algún derecho? No. Su actividad, al poner a disposición del drogadicto la droga, es éticamente cuestionable, pero no es delictiva por su propia naturaleza, razón por la cual no debería estar, ni prohibida, ni sancionada. Por más extraño que parezca prohibir la producción, oferta y venta de drogas viola los derechos del narcoproductor, narcooferente y narcovendedor a la libertad individual y a la propiedad privada, razón por al cual, ¡por más absurdo que suene!, prohibir la producción, oferta y venta de drogas resulta injusto.

Prohibir la producción, oferta y venta de drogas resulta injusto, y por partida doble. Primero: porque viola el derecho a la libertad individual y a la propiedad privada de quienes se dedican a producir, ofrecer y vender drogas. Segundo: porque convierte a los narcoproductores, narcooferentes y narcovendedores en delincuentes, sin que, por su propia naturaleza, lo sean. Insisto: producir, ofrecer y vender drogas son actividades éticamente cuestionables, pero no son actividades delictivas por su propia naturaleza, razón por la cual merecen el rechazo social, pero no la prohibición y la sanción legal.

Además de las consideraciones anteriores, relacionadas con la justicia, hay que preguntarnos por la eficacia de las leyes que prohíben producir, ofrecer y vender drogas. ¿Han logrado su objetivo? Por lo menos, ¿han conseguido una disminución de tales actividades?



Comments powered by Disqus
El punto sobre la i

El gobierno es un mal necesario

Thomas Paine
Entrar
Encuesta de la semana
Datos al cierre de enero: la inversión cae a lo largo de 12 meses y el consumo está virtualmente estancado. ¿Considera que en México existen las condiciones para crear 2 millones de empleos en los siguientes 9 meses?
Artículos recientes...
Ricardo Valenzuela
• ¿Gatevirus contra Trump?
Isaac Katz
• El discurso
Arturo Damm
• AMLO, deudófobo
Asuntos Capitales
• Inversión Fija Bruta
Víctor Hugo Becerra
• López Obrador: La gran estafa