MIÉRCOLES, 16 DE AGOSTO DE 2017
Demandar, comprar y consumir drogas

A un año del comienzo del gobierno de López Obrador, usted cree que hemos mejorado en...
Economía
Seguridad
Ambas
Ninguna de las dos



El punto sobre la i
“El gobierno es, esencialmente, poder frente al ciudadano. ¿Qué lo justifica?”
Othmar K. Amagi


Más artículos...
Manuel Suárez Mier
• ¿Cómo se acaba la pobreza?

Arturo Damm
• Outsourcing

Luis Pazos
• AMLO: los buenos y los malos

Arturo Damm
• Desconfianza empresarial

Ricardo Valenzuela
• ¿Son los EU abanderados del capitalismo salvaje?

Arturo Damm
• Las expectativas

Isaac Katz
• Un pésimo año


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Arturo Damm







“lo que el gobierno debe prohibir y sancionar es la violación de derechos, no cualquier tipo de daño causado a los demás.”


Demandar, comprar y consumir drogas, ¿son actividades delictivas por su propia naturaleza o son actividades consideradas delictivas por las leyes? Para responder recordemos que actividades delictivas por su propia naturaleza son las que violan derechos (matar, secuestrar, robar), razón por la cual hay que prohibirlas y sancionarlas.

Quien demanda, compra y consume drogas, ¿viola algún derecho?, ¿comete algún delito? No. Como lo dijo Lysander Spooner: “Los vicios no son crímenes”. Si  la demanda, compra y consumo de drogas no son actividades delictivas por su propia naturaleza, si el drogadicto al demandar, comprar y consumir drogas no viola los derechos de alguien más, ¿cómo justificar la prohibición y castigo gubernamental de tales conductas? Hay dos posibles respuestas: por el daño físico y moral que el drogadicto se hace a sí mismo; por el daño moral que el drogadicto le hace a sus seres queridos, daños reales que deberían evitarse. La pregunta es si la manera justa y eficaz de lograrlo es por medio de la prohibición y el castigo legales.

Gobierno que pretende evitar, prohibición de por medio, que el drogadicto se dañe, es un gobierno ángel de la guarda, que pretende preservar a la persona de todos los males, incluyendo los que pueda hacerse a sí misma, y al hacerlo viola el derecho a la libertad individual, que debe tener un solo límite: el respeto a los derechos de los demás. Insisto en la pregunta: el drogadicto, al drogarse, ¿viola derechos de alguien?

Se puede argumentar que el drogadicto le causa daños morales a sus seres queridos, lo cual justifica la prohibición gubernamental, momento de recordar que lo que el gobierno debe prohibir y sancionar es la violación de derechos, no cualquier tipo de daño causado a los demás. Por ejemplo: los padres, ¿tenemos el derecho de que nuestros hijos no se droguen? No, tenemos el interés, pero no el derecho, algo muy distinto. Conductas que ocasionan daño moral, pero que no violan derechos de terceros, ¿deben ser prohibidas y sancionadas por el gobierno? No.

• Liberalismo • Drogas • Derecho y economía

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus