VIERNES, 8 DE SEPTIEMBRE DE 2017
La propuesta del senador Búrquez

¿Usted cree que la economía mexicana entrará en recesión en los próximos meses?
No
No sé



“Incluso si la ausencia de gobierno realmente significara anarquía en un sentido negativo y desordenado, que está lejos de ser el caso, incluso entonces, ningún trastorno anárquico podría ser peor que la posición a la que el gobierno ha dirigido a la humanidad.”
Leon Tolstoy

Arturo Damm







“Una iniciativa que reconoce la propiedad privada como derecho de todo mexicano, de la cual puede depender un mejor futuro, de mayor progreso económico, para todos.”


La persona tiene derecho a la propiedad privada, y es tarea esencial del Estado, de sus leyes, y de sus gobiernos, reconocerlo plenamente, definirlo puntualmente y garantizarlo jurídicamente, algo que en México no sucede.

El problema comienza por al artículo 27 de la Constitución, que dice que “la propiedad de las tierras y aguas comprendidas dentro de los límites del territorio nacional, corresponde originariamente a la Nación, la cual ha tenido y tiene el derecho de transmitir el dominio de ellas a los particulares, constituyendo la propiedad privada”, que “las expropiaciones sólo podrán hacerse por causa de utilidad pública y mediante indemnización”, y que “la Nación tendrá en todo tiempo el derecho de imponer a la propiedad privada las modalidades que dicte el interés público…”

Tal y como está redactado el artículo 27 constitucional (sin olvidar algunos párrafos del 28), queda claro que en México el derecho a la propiedad privada no está, ni plenamente reconocido, ni puntualmente definido, ni jurídicamente garantizado. Dado lo anterior es que resulta de singular importancia la iniciativa del senador Francisco Búrquez para modificarlo, con el fin de que se reconozca a la propiedad privada como derecho de todo mexicano. Esta es la redacción propuesta por Búrquez: “Toda persona tiene derecho a la propiedad privada. En consecuencia, toda persona tiene derecho a adquirir, recibir, usar, ocupar, defender, intercambiar, dividir y ceder su propiedad de cualquier manera siempre que no menoscabe con ello los derechos de terceros. La propiedad no puede ser expropiada, sino por causa de utilidad pública y previa indemnización. Solo se podrán considerar causas de utilidad públicas a aquellas que sean indispensables para generar un beneficio general en la comunidad. La indemnización debe ser completa y se dará al precio de mercado de la cosa expropiada. La Ley determinará la autoridad que deba hacer la expropiación, los requisitos en que ésta haya de verificarse y los medios de defensa judicial con los que cuentan los propietarios”.

Ojalá que la iniciativa del senador Búrquez prospere. De ello puede depender un mejor futuro, de mayor progreso económico, para todos.

• Derechos de propiedad

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus