MIÉRCOLES, 7 DE MARZO DE 2018
¿México vs Estados Unidos?

¿Usted considera que la política debe estar por encima de la economía?
Sí, la política debe estar por encima de la economía
No, la economía debe estar por encima de la política
No, la economía debe estar al margen de la política
No sé



El punto sobre la i
“Mercado significa libertad para producir y libertad para consumir. Atacarlo es atacar la autonomía de la voluntad.”
Antonio Escohotado


Más artículos...
Víctor Hugo Becerra
• Amando a tu verdugo

Arturo Damm
• ¿Opinan de más?

Santos Mercado
• El capitalismo lo inventaron las mujeres

Arturo Damm
• Tasa a la baja

Erika Donjuán y Miguel A. Cervantes
• Rigidez laboral en México (II)

Manuel Suárez Mier
• Populismo expulsa expertos

Arturo Damm







“En torno a la renegociación del TLC, pareciera que se trata de un conflicto entre México y Estados Unidos, por el cual una parte ganará y la otra perderá. No es cierto.”


Atendiendo a las opiniones que se han expresado en torno a la renegociación del TLC, pareciera que se trata de un conflicto entre México y Estados Unidos, por el cual una parte ganará y la otra perderá. No es cierto.

En este asunto hay dos grupos con intereses encontrados. Por un lado están los importadores mexicanos cuya contrapartida son los exportadores estadounidenses. Ambos comparten intereses. Por el otro lado están los importadores estadounidenses cuya contrapartida son los exportadores mexicanos. Ambos comparten intereses. Los intereses del primer grupo (importadores mexicanos - exportadores estadounidenses) son contrarios a los del segundo (importadores estadounidenses - exportadores mexicanos).

Al opinar en torno a la renegociación del TLC muchos lo hacen como si se tratara de un enfrentamiento entre mexicanos y estadounidenses, con intereses encontrados e irreconciliables, por lo que el único resultado posible es, o que ganen los mexicanos y pierdan los estadounidenses, o que ganen los estadounidenses y pierdan los mexicanos, lo cual es falso. Hay dos grupos de mexicanos y estadounidenses, que comparten intereses al interior de cada grupo, y cuyos intereses divergen entre los grupos. Consideremos el tema del tipo de cambio peso – dólar.

¿A quién beneficia la depreciación del peso frente al dólar, el aumento en términos de pesos del precio del dólar, que abarata las exportaciones en términos de dólares y encarece las importaciones en términos de pesos? En primer lugar a los importadores estadounidenses (la depreciación abarata sus importaciones en términos de dólares) y, en segundo término, a los exportadores mexicanos (la depreciación abarata sus exportaciones en términos de dólares). ¿A quién perjudica? En primer término a los importadores mexicanos (la depreciación encarece sus importaciones en términos de pesos) y, en segundo lugar, a los exportadores estadounidenses (la depreciación encarece sus exportaciones en términos de pesos).

¿A quién beneficia la apreciación del peso frente al dólar, la disminución en términos de pesos del precio del dólar, que encarece las exportaciones en términos de dólares y abarata las importaciones en términos de pesos? En primer lugar a los importadores mexicanos (la apreciación abarata sus importaciones en términos de pesos) y, en segundo término, a los exportadores estadounidenses (la apreciación abarata sus exportaciones en términos de pesos). ¿A quién perjudica? En primer término a los importadores estadounidenses (la apreciación encarece sus importaciones en términos de dólares) y, en segundo lugar, a los exportadores mexicanos (la apreciación encarece sus exportaciones en términos de dólares).

¿Qué tenemos? No mexicanos contra estadounidenses, sino dos grupos, cada uno formado por mexicanos y estadounidenses, con intereses encontrados. ¿A cuál debe beneficiar el gobierno? A ninguno.

• Globalización / Comercio internacional • Cultura económica • Mercantilismo / Proteccionismo • México - Estados Unidos

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus