SÁBADO, 28 DE JULIO DE 2018
Financiar partidos, ¿cómo y cuánto?

¿La cancelación de la construcción de la planta de Constellation Brands en Mexicali representa un punto de quiebre entre el gobierno y los empresarios?
No, habrá más proyectos
Definitivamente



El punto sobre la i
“El gobierno es un mal necesario”
Thomas Paine


Más artículos...
Manuel Suárez Mier
• Crisis financiera en EU

Arturo Damm
• Condiciones de empleo y cuarentena

Santos Mercado
• La salud en manos de la burocracia política

Asael Polo Hernández
• AMLO pisotea a micro y pequeños empresarios: principales empleadores

Arturo Damm
• Son las empresas

Ricardo Valenzuela
• ¿Cómo llegó Marx a EU… y a Mexico? (I)

Arturo Damm
• Empobrecimiento


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Arturo Damm







“¿Qué aportan los partidos políticos al bienestar de los mexicanos? y ¿hasta qué punto los mismos se han convertido en buscadores de rentas?”


¿Cómo deben financiarse los partidos políticos? Las respuestas van, desde el extremo en el cual se afirma que solamente con recursos provenientes del erario, y por lo tanto extraídos coactivamente de los bolsillos de los contribuyentes, hasta el otro en el cual se dice que únicamente con dinero proveniente de los particulares, y por ello aportado voluntariamente por los ciudadanos. La tercera opción es una combinación, en distintas proporciones, de las dos anteriores: recursos provenientes del erario y recursos provenientes de los particulares.

La pregunta viene a cuento porque, en su afán de “ahorrar” (y lo escribo entrecomillado porque la intención no es gastar menos en general sino gastar menos en Y para poder gastar más en X), AMLO ha propuesto que, para el año entrante, se reduzca en un 50 por ciento el prepuesto destinado a los partidos políticos, todo ello dentro del marco de la primera posibilidad de financiamiento, ya que no se discute el cómo, sino solamente el cuánto, propuesta de AMLO que podría llevar a discutir no solo el cuánto, sino también el cómo.

Se dice que sin partidos políticos la democracia resulta imposible, por lo que, si se ha de preservar la democracia, se ha de garantizar la sobrevivencia de partidos políticos. ¿Cómo? Declarándolos entidades de interés púbico y, por ello, con derecho a recibir dinero del erario (Art. 41 constitucional), es decir, del bolsillo de los contribuyentes, momento de hacer, para empezar, esta pregunta: si realmente son los partidos políticos entidades de interés público, es decir, de interés para el público, ¿por qué no dejar que sea el público (usted, yo y todos los demás), quien voluntariamente los financie? ¿No es ese tipo de financiamiento el que corresponde a la democracia, en la cual y por la cual el ciudadano, votando, decide qué sí y qué no? ¿Y qué mejor voto que el monetario?

Entiendo cuáles son los riesgos del financiamiento privado a los partidos políticos (que alguien con suficiente dinero termine “comprándolos” a su favor), pero también veo los abusos a los que da lugar el esquema actual (enormes cantidades de dinero destinadas a las prerrogativas partidistas, lo cual ha hecho de los partidos un buen negocio). El año entrante los siete partidos con registro recibirán, en total, 4 mil 681 millones de pesos: MORENA 1 mil 557; PAN 851; PRI 801; PRD 393;  MC 361; PVEM 376; PT 343, lo cual representa 12 millones 824 mil 658 pesos diarios, momento de preguntar ¿qué aportan los partidos políticos al bienestar de los mexicanos? y ¿hasta qué punto los mismos se han convertido en buscadores de rentas, buscando a través del gobierno lo que no pueden conseguir en el mercado, poniendo a disposición de los ciudadanos sus servicios y dejando que éstos los financien voluntariamente?

En serio, ¿qué aportan los partidos políticos a nuestro bienestar?

• Partidocracia

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus