LUNES, 27 DE AGOSTO DE 2018
IGAE, ¿bien o mal?

¿La cancelación de la construcción de la planta de Constellation Brands en Mexicali representa un punto de quiebre entre el gobierno y los empresarios?
No, habrá más proyectos
Definitivamente



El punto sobre la i
“El gobierno es un mal necesario”
Thomas Paine


Más artículos...
Manuel Suárez Mier
• Crisis financiera en EU

Arturo Damm
• Condiciones de empleo y cuarentena

Santos Mercado
• La salud en manos de la burocracia política

Asael Polo Hernández
• AMLO pisotea a micro y pequeños empresarios: principales empleadores

Arturo Damm
• Son las empresas

Ricardo Valenzuela
• ¿Cómo llegó Marx a EU… y a Mexico? (I)

Arturo Damm
• Empobrecimiento


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Arturo Damm







“Ya contamos con los resultados del IGAE para junio y, por lo tanto, para el primer semestre del 2018. ¿Cómo nos fue?”


El crecimiento de una economía se mide por el comportamiento de la producción de bienes y servicios, que en México cuenta con dos mediciones: el Producto Interno Bruto, PIB, que se mide trimestralmente, y el Indicador Global de la Actividad Económica, IGAE, que se mide mensualmente, por lo que, como lo señala el Instituto Nacional de Estadística y Geografía, INEGI, la dependencia encargada de calcularlo y publicarlo, “permite conocer y dar seguimiento a la evolución del sector real de la economía, en el corto plazo, proporcionando valiosa información para la toma de decisiones”. El IGAE nos permite tomarle el pulso a la economía mes tras mes, y esa es la ventaja que tiene sobre el PIB. Ya contamos con los resultados del IGAE para junio y, por lo tanto, para el primer semestre del 2018. ¿Cómo nos fue? La respuesta la doy en términos del crecimiento promedio mensual de la actividad económica (AE) de enero a junio. En términos mensuales (comparando cada mes con el mes anterior) y desestacionalizados (eliminando los efectos estacionales y de calendario, lo que permite una mejor comparación), a lo largo del primer semestre del año la AE creció 0.02 por ciento. ¿Bien o mal? Comparemos: durante los primeros seis meses del 2016 y el 2017 dicho crecimiento fue, respectivamente, del 0.33 y del 0.08 por ciento. Sumamos dos años con crecimiento cada vez menor. Mal. En términos anuales (comparando cada mes con el mismo mes del año anterior) y desestacionalizados, durante los primeros seis meses del año la AE creció 1.85 por ciento. ¿Bien o mal? Hagamos la comparación: a lo largo del primer semestre del 2016 y el 2017 dicho crecimiento fue, respectivamente, del 2.72 y del 2.45 por ciento. Sumamos dos años con crecimiento cada vez menor. Mal. Si lo que queremos es conocer y evaluar lo mejor posible el comportamiento reciente de la economía, ¿cuál de las dos mediciones, la mensual (comparando con el mes anterior) o la anual (comparando con el mismo mes del año anterior), es mejor? La primera, la comparación mensual. Desde esta perspectiva el crecimiento de la AE durante el primer semestre del 2018 (0.02 por ciento) resultó 75 por ciento menor que el crecimiento de la AE a lo largo de los seis primeros meses del 2017 (0.08 por ciento). De tal magnitud fue la caída en la tasa de crecimiento de la AC entre enero y junio pasados. En términos mensuales y desestacionalizados, durante los primeros seis meses del año, por sector, este fue el crecimiento de la AC. Sector primario (agricultura, ganadería, silvicultura, pesca), menos 0.22 por ciento. Sector secundario (industria manufacturera), menos 0.05. Sector terciario (servicios), 0.17. En términos anuales y desestacionalizados, a lo largo del primer semestre del año, por sector, el crecimiento de la AC fue: sector primario 4.17 por ciento; sector secundario 0.15; sector terciario 2.62.
• Problemas económicos de México

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus