JUEVES, 4 DE OCTUBRE DE 2018
Tlatelolco 68: hechos contra dichos

¿Usted cree que es buen momento para realizar inversiones en México?
No
No sé



El punto sobre la i
“Si del derecho a la vida se desprende el derecho a defenderla, del derecho a defenderla, ¿no se desprende el derecho a la portación de armas?”
Félix de Jesús


Más artículos...
Manuel Suárez Mier
• Propaganda, censura y autocracia

Arturo Damm
• Progreso social, ¿hacia dónde?

Luis Pazos
• Pemex: ideologías contra aritmética

Arturo Damm
• Afirmaciones falaces

Ricardo Valenzuela
• Unión de Estados Americanos Socialistas (II)

Arturo Damm
• ¿Otra tenencia?

Víctor Hugo Becerra
• El gobierno de López Obrador, un fracaso


Pulsaciones...
• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Luis Pazos







“Las explicaciones generalizadas sobre los muertos del 68 son dichos que se repiten sin probarlos. Cuentos, novelas o dogmas, no una verdad histórica.”


Decía Joseph Goebbels, ministro de propaganda de Hitler: “Una mentira, repetida adecuadamente mil veces se convierte en una verdad”, en una “verdad histórica” para juzgar hechos sin necesidad de comprobarlos, que a fuerza de remacharla la adoptan ignorantes de los hechos o dogmáticos, quienes insultan y descalifican a los que no comparten su “verdad histórica”.

No hay hechos concretos que desmientan la tesis de que los estudiantes y soldados muertos y heridos en la plaza de Tlatelolco el 2 de octubre de 1968, fueron provocados por los mismos líderes radicales de izquierda, que tramaron ese movimiento para levantar la indignación de la sociedad y se cancelaran las olimpiadas. Las explicaciones generalizadas sobre los muertos del 68 son dichos que se repiten sin probarlos: “fue el Estado” o “el ejército”.

Quienes no aceptan que la inmolación de estudiantes la causaron los mismos radicales que tramaron el movimiento seudo estudiantil del 68, olvidan, esconden o desconocen los hechos básicos que rodearon la matanza del 68. 

HECHOS: 1. El movimiento fue tramado por grupos organizados de ideología izquierdista:  mantas, pintas, consignas e ideología de los organizadores lo dejan claro. 2.El mitin de Tlatelolco el 2 de octubre no se reprimió, se llevó a cabo, rodeado por soldados ante esperados enfrentamientos. Hablaron varios líderes del movimiento, los que sospechosamente se retiraron inmediatamente. 3. El General a cargo de los soldados pidió a los jóvenes que permanecían en la plaza, ya terminado el mitin, que se retiraran. 4. A los pocos minutos, de un edificio empezaron a disparar con una ametralladora a estudiantes y soldados. 5. Estudiantes y soldados cayeron muertos y heridos.

De esos hechos se debe partir para sacar conclusiones lógicas de los autores de la matanza de Tlatelolco. Si no se parte de ellos, de los que hay fotos, videos y narraciones de los que los vivieron y de la prensa, lo dicho sobre el 68 son cuentos, novelas o dogmas, no una verdad histórica. Más fundamentos, datos y razonamientos lógicos para cimentar la tesis de la inmolación de estudiantes por líderes del movimiento, en la monografía “Tlatelolco 68: 50 años de mitos”.  

• 2 de octubre

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus