SÁBADO, 12 DE ENERO DE 2019
El gobierno y la economía

¿Usted cree que la economía mexicana entrará en recesión en los próximos meses?
No
No sé



“Incluso si la ausencia de gobierno realmente significara anarquía en un sentido negativo y desordenado, que está lejos de ser el caso, incluso entonces, ningún trastorno anárquico podría ser peor que la posición a la que el gobierno ha dirigido a la humanidad.”
Leon Tolstoy

Arturo Damm







“Si la producción, oferta y venta de gasolina en México se diera de manera realmente competida, ¿estaríamos enfrentando el problema del desabasto?”


La principal pregunta de la Ciencia Política no es qué puede hacer el gobierno, sino qué debe hacer, debiendo reconocer que los gobiernos hacen mucho más de lo que deben, extralimitándose, cayendo en excesos y, consecuentemente, incurriendo en defectos. Lo vemos y padecemos.

Entre las tareas que desempeñan los gobiernos está la empresarial, la producción, oferta y venta de bienes, sobre todo estratégicos, aquellos que se usan en la producción, oferta y venta de todos los bienes y servicios, tal y como es el caso de la energía, tanto por el lado de la electricidad, como por el del petróleo, energéticos indispensables para poder producir, ofrecer y vender cualquier satisfactor. Precisamente por ser estratégicos, piensan algunos, es que la producción, oferta y venta de esos bienes debe estar en manos del gobierno y no de la iniciativa privada. Deben ser producidos, ofrecidos y vendidos por monopolios del gobierno, no por empresas privadas compitiendo entre sí, postura que es el resultado de una visión equivocada de la economía, misma que, en esencia, y pese a la reforma energética, puesta en entredicho por AMLO, se sigue practicando en México, ocasionando problemas como el desabasto de gasolinas.

A quienes creen que el gobierno debe producir, ofrecer y vender los bienes estratégicos, les pregunto lo siguiente: si tuvieran que elegir entre una de estas dos opciones,1) que todos los bienes y servicios que habitualmente consumen se les ofrezcan de manera competida, por medio de empresas privadas compitiendo entre sí, o 2) de manera monopólica, por medio de empresas del gobierno, sin competencia alguna, ¿cuál elegirían? Con cuál, competencia o monopolio, se logra la trilogía de la competividad: menores precios, mayor calidad y mejor servicio, misma que les conviene a los consumidores, permitiéndoles elevar su nivel de bienestar, que depende de la cantidad, calidad y variedad de los bienes y servicios a su disposición. La respuesta correcta es la primera: que todos los bienes y servicios se les ofrezcan de manera competida, a través de empresas privadas que compiten entre sí.

¿Qué razones económicas existen para pensar que electricidad, gasolina y diésel son la excepción, debiendo el gobierno, monopólicamente, producirlos, ofrecerlos y venderlos, tal y como durante décadas se hizo en México, tal y como, pese a la reforma energética, se sigue haciendo? Hoy hay cierta competencia entre distintas marcas de gasolinerías, pero el principal proveedor del combustible sigue siendo PEMEX, Empresa Productiva del Estado, es decir, monopolio gubernamental.

Si la producción, oferta y venta de gasolina en México se diera de manera realmente competida, ¿estaríamos enfrentando el problema del desabasto? El robo de combustible, ¿tendría las proporciones que tiene? El gobierno, ¿debe realizar actividades empresariales?

• Competencia • Gasolina • Monopolios

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus