Pesos y contrapesos
Ene 14, 2019
Arturo Damm

¿Se dejó de importar?

El nacionalismo económico, que siempre es más nacionalismo que económico, resultando muchas veces antieconómico.

AMLO ha sido claro al decir que debemos producir en México la gasolina que consumimos. En este punto está a favor del nacionalismo económico, que siempre es más nacionalismo que económico, resultando muchas veces antieconómico. Lo que importa no es que los satisfactores se produzcan en el país, sino que se ofrezcan al menor precio posible y con la mayor calidad posible. Si se logra con producto nacional bien, y los mismos consumidores, por interés, elegirán lo producido en el país. Si se consigue con producto importado hay que darles a los consumidores la oportunidad de elegirlo o, dicho de otra manera, hay que permitir las importaciones. Deben ser los consumidores, no el gobierno, quienes decidan tales cuestiones: qué se importa (composición de las importaciones) y cuánto se importa (monto de las importaciones).

Por lo pronto no faltan quienes, dada la intención de AMLO de que se produzca en México la gasolina que se consume en México, afirman que la escasez del combustible se debe a que, desde diciembre, ya con AMLO en el gobierno, se dejó de importar gasolina, por lo que se generó una considerable caída en su oferta, con todas las consecuencias que estamos viendo: escasez, racionamiento, colas de horas, pérdida de tiempo, ¡el más escaso de los recursos! ¿Se dejó de importar gasolinas? No lo sabemos, ya que PEMEX todavía no publica los resultados de exportación e importación de gasolinas para diciembre. La información disponible llega hasta noviembre, mes durante el cual la importación de gasolinas tuvo un comportamiento normal.

En noviembre se importaron 585.630 miles de barriles diarios (Mbd). Entre enero y octubre la importación promedio mensual fue de 595.028 Mbd, con el máximo en febrero, 647.085 Mbd, y el mínimo en mayo, 558.255 Mbd. Los 585.630 Mbd de noviembre estuvieron 1.58 por ciento por debajo del promedio, pero no resultaron nada fuera de lo normal. La pregunta es, ¿qué pasó en diciembre? Realmente, como dicen algunos, ¿se dejó de importar? Y de haber sido así, ¡que no lo creo!, ¿cuál pudo ser el impacto en la oferta de gasolinas?

Según la información proporcionada por PEMEX, en noviembre el volumen de las ventas internas de gasolinas (Magna y Premium) fue de 737.017 Mbd, por lo que las importaciones, 585.630 Mbd, representaron el 79.46 por ciento del total. Si se canceló la importación de gasolina, obviamente que el efecto sobre su oferta tuvo que ser considerable, generando un importante desabasto. ¿Es posible que haya sucedido? Sí. ¿Y probable? No.

Una cosa es que AMLO quiera producir en México toda la gasolina que se consume en el país, para no depender de las importaciones, y otra que haya cancelado las importaciones sin tener, vía producción interna, la manera de compensar la menor oferta consecuencia de cancelar las importaciones. Esto último, posible, resulta poco probable.



Comments powered by Disqus
El punto sobre la i

El gobierno es un mal necesario

Thomas Paine
Entrar
Encuesta de la semana
¿A quiénes deben ir dirigidos los apoyos por parte del gobierno en esta crisis provocada por el Covid19?
Artículos recientes...
Asuntos Capitales
• Inversión Fija Bruta
Víctor Hugo Becerra
• López Obrador: La gran estafa
Arturo Damm
• Consumo solidario
Manuel Suárez Mier
• Liderazgos fallidos
Arturo Damm
• Domingo, día clave
Fernando Amerlinck
• Hernán Cortés, el padre de la patria