Pesos y contrapesos
Ene 22, 2019
Arturo Damm

Economías bien gestionadas

En una economía bien gestionada el gobierno se abstiene, entre otras arbitrariedades, de conceder precios de garantía, independientemente de quién sea el productor y de cuál sea el producto.

¿Cuáles son las economías bien gestionadas? Aquellas en las cuales se producen, de la manera más productiva posible, los bienes y servicios que los consumidores están dispuestos a comprar, y se ofrecen, de la manera más competida posible, a los precios que están dispuestos a pagar.

Una economía bien gestionada es gestionada, no por el gobierno, sino por los empresarios, quienes producen los bienes y servicios que los consumidores necesitan y quieren, ofreciéndolos al precio que los consumidores están dispuestos a pagar.

Una economía bien gestionada es gestionada por los empresarios, sujetos a las decisiones de los consumidores, quienes, comprando o no, deciden qué se produce y a qué precio se ofrece, y lo si los empresarios se someten a las decisiones de los consumidores, de logra una economía bien gestionada, en función de la mejor satisfacción posible de las necesidades de los consumidores.

Una economía bien gestionada es aquella en la cual se reconoce que el consumo es el fin y la producción el medio, ya que no se puede consumir lo que no se ha producido, de tal manera que la producción (y por lo tanto el productor) debe estar al servicio del consumo (y por lo tanto del consumidor), no el consumo (y por lo tanto los consumidores) al servicio de la producción (y por lo tanto de los productores).

Una economía bien gestionada es aquella en la cual las instituciones, que no son otra cosa más que las reglas del juego, comenzando por las normas jurídicas, reconocen que el consumo es el fin y la producción el medio, y colocan a la segunda al servicio del primero, lo cual supone permitir la mayor competencia posible entre productores, ya sean nacionales, ya extranjeros, competencia que da como resultado la trilogía de la competitividad: menores precios, mayor calidad y mejor servicio, única manera de servir, de la mejor manera posible, a los consumidores.

Una economía bien gestionada es aquella en la cual el gobierno no protege, por ningún motivo, de ninguna manera, y en ninguna medida, a los productores, protección que puede ir, desde prohibir las importaciones que compiten con lo que ellos ofrecen, hasta precios de garantía, que el gobierno otorga cuando los consumidores no están dispuestos a pagar el precio que les permitiría a los productores recuperar su costo de producción y seguir produciendo y ofreciendo, lo cual supone ir en contra de la soberanía del consumidor.

Una economía bien gestionada es la que cuenta con un marco institucional justo y eficaz, que garantiza la soberanía del consumidor, no la sobrevivencia del productor incapaz de satisfacer correctamente, por la vía del precio, la calidad y el servicio, las necesidades de los consumidores.

En una economía bien gestionada el gobierno se abstiene, entre otras arbitrariedades, de conceder precios de garantía, independientemente de quién sea el productor y de cuál sea el producto.



Comments powered by Disqus
El punto sobre la i

El gobierno es un mal necesario

Thomas Paine
Entrar
Encuesta de la semana
Datos al cierre de enero: la inversión cae a lo largo de 12 meses y el consumo está virtualmente estancado. ¿Considera que en México existen las condiciones para crear 2 millones de empleos en los siguientes 9 meses?
Artículos recientes...
Ricardo Valenzuela
• ¿Gatevirus contra Trump?
Isaac Katz
• El discurso
Arturo Damm
• AMLO, deudófobo
Asuntos Capitales
• Inversión Fija Bruta
Víctor Hugo Becerra
• López Obrador: La gran estafa