MIÉRCOLES, 27 DE MARZO DE 2019
IGAE, buenas noticias

¿Considera usted que, en caso de logar su registro, “México Libre” es una alternativa viable para tener una oposición fuerte?
No
No sé



El punto sobre la i
“Por mucho que nos duela a los liberales, ninguna Constitución es garantía de la libertad.”
Carlos Rodríguez Braun


Más artículos...
Isaac Katz
• Viejos pobres (I)

Arturo Damm
• Contubernio entre poderes

Víctor Hugo Becerra
• México: País de esclavos

Arturo Damm
• Los dos poderes

Manuel Suárez Mier
• Hacia la elección de 2020 en EU

Arturo Damm
• Empresarios

Asael Hernández
• ¿Cómo invierten los empresarios en épocas de bonanza económica y en épocas de crisis?


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Arturo Damm







“¿Qué se necesita para que el IGAE, que mide el comportamiento de la producción en los tres grandes sectores de la actividad económica, crezca más? ”


Existen dos variables para analizar el comportamiento de la producción de bienes y servicios, variable con la que se mide el crecimiento de la economía. Una es el Producto Interno Bruto, que se reporta trimestralmente. La otra el Indicador Global de la Actividad Económica, IGAE, que se reporta mensualmente.

En enero pasado, información que dio a conocer el INEGI recientemente, el IGAE creció, en términos anuales (comparando enero de 2019 con enero de 2018), 1.2 por ciento y, en términos mensuales (comparando enero de 2019 con diciembre de 2018), 0.2 por ciento, resultados que podemos calificar de buenos.

En términos anuales, en enero de 2018, el IGAE creció 0.9 por ciento. Un año después, en enero pasado, creció 1.2 por ciento, 0.3 puntos porcentuales más, equivalentes al 33.33 por ciento.

También en términos anuales, en diciembre de 2018, el IGAE creció 0.2 por ciento. Un mes después, en enero pasado, creció 1.2 por ciento, un punto porcentual más, equivalente al 500 por ciento.

En términos mensuales, en enero de 2018, el IGAE decreció 0.8 por ciento. Un año después, en enero pasado, creció 0.2 por ciento, un punto porcentual más, equivalente al 125 por ciento.

También en términos mensuales, en diciembre del 2018, el IGAE decreció 0.4 por ciento. Un mes después, en enero pasado, creció 0.2 por ciento, 0.6 puntos porcentuales más, equivalente al 150 por ciento.

De las cuatro comparaciones realizadas en cada una el resultado fue positivo, un mayor crecimiento del IGAE, lo cual apunta en la dirección correcta, misma que tendrá que mantenerse y mejorarse. Mantenerse el crecimiento. Mejorarse el crecimiento. Esto último implica lograr mayores tasas de crecimiento, por lo menos el doble de las alcanzadas hasta el momento, lo que supone un reto importante.

La tasa de crecimiento anual promedio del IGAE en 2017 y 2018 fue, respectivamente, 2.35 y 1.87 por ciento, la primera dentro de lo normal (normalidad que en materia de crecimiento es mediocre), la segunda por debajo de lo normal (por lo tanto más mediocre de lo normal).

¿Qué se necesita para que el IGAE, que mide el comportamiento de la producción en los tres grandes sectores de la actividad económica (primario: agricultura, ganadería, silvicultura, pesca; secundario: industria manufacturera; terciario: servicios), crezca más? Que directamente se invierta más, inversiones directas que se destinan, precisamente, a la producción de bienes y servicios. ¿Y qué se necesita para que directamente se invierta más de lo que ya se invierte? Que la economía mexicana sea más segura y confiable, confianza y seguridad que, desde la cancelación de la construcción del NAICM en Texcoco, se afectaron seriamente. Urge recuperarlas.

Por lo pronto, los resultados del IGAE en enero fueron buenos. ¿Qué habrá pasado en febrero? Lo sabremos el 26 de abril cuando lo reporte el INEGI.

• Problemas económicos de México

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus