MARTES, 30 DE ABRIL DE 2019
Crecimiento, pinta mal

¿Usted considera que la política debe estar por encima de la economía?
Sí, la política debe estar por encima de la economía
No, la economía debe estar por encima de la política
No, la economía debe estar al margen de la política
No sé



El punto sobre la i
“Mercado significa libertad para producir y libertad para consumir. Atacarlo es atacar la autonomía de la voluntad.”
Antonio Escohotado


Más artículos...
Erika Donjuán y Miguel A. Cervantes
• Rigidez laboral en México (II)

Manuel Suárez Mier
• Populismo expulsa expertos

Arturo Damm
• Desempleo

Luis Pazos
• Viacrucis en el IMSS

Arturo Damm
• Impuestos al vicio y a la obesidad

Ricardo Valenzuela
• El arte del libre comercio, estilo Trump

Arturo Damm







“Una cosa es que la actividad económica crezca y otra que lo haga a tasas aceptables. Y eso, tasas aceptables de crecimiento de la actividad económica, es lo que no hemos logrado.”


En febrero, en términos anuales, comparando febrero de 2019 con febrero de 2018, la actividad económica creció 1.1 por ciento. En términos mensuales, comparando febrero con enero, creció 0.3, todo ello según los resultados del Indicador Global de la Actividad Económica. Estos resultados, ¿son bueno o malos? Comparemos.

Un mes antes, en enero, en términos anuales, la actividad económica creció 1.2 por ciento. Un mes después, en febrero, creció menos, 1.1 por ciento. Malo.

En términos mensuales, en enero, un mes antes, la actividad económica creció 0.2 por ciento. En febrero, un mes después, creció más, 0.3 por ciento. Bueno.

Un año antes, en febrero de 2018, en términos anuales, la actividad económica creció 2.1 por ciento. Un año después, en febrero pasado, creció menos, 1.1 por ciento. Malo.

En términos mensuales, en febrero del año pasado, la actividad económica creció 0.5 por ciento. En febrero pasado, un año después, creció menos, 0.3 por ciento. Malo.

Durante el primer bimestre de 2018, en términos anuales, el crecimiento promedio de la actividad económica fue 1.50 por ciento. Un año después, entre enero y febrero pasados, fue menor, 1.15 por ciento. Malo.

En términos mensuales, a lo largo del primer bimestre de 2018, el crecimiento promedio de la actividad económica fue menos 0.15 por ciento. Entre enero y febrero pasados, un año después, fue mayor, 0.25 por ciento. Bueno.

A lo largo del último bimestre de 2018, en términos anuales, el crecimiento promedio de la actividad económica fue 1.00 por ciento. Un bimestre después, entre enero y febrero pasados, fue mayor, 1.15 por ciento. Bueno.

En términos mensuales, a lo largo del último bimestre de 2018, el crecimiento promedio de la actividad económica fue cero por ciento. Entre enero y febrero pasados, un bimestre después, fue mayor, 0.25 por ciento. Bueno.

De las ocho comparaciones realizadas, en cuatro los resultados fueron malos (menor crecimiento) y en las otras cuatro buenos (mayor crecimiento), por lo que podríamos considerar un empate. Sin embargo, hay que distinguir entre crecimiento y tasa de crecimiento. Una cosa es que la actividad económica crezca y otra que lo haga a tasas aceptables. Y eso, tasas aceptables de crecimiento de la actividad económica, es lo que no hemos logrado.

Si de las ocho comparaciones tuviera que elegir una para responder la pregunta ¿cómo va la actividad económica? sería la séptima, la que compara, en término anuales, el crecimiento promedio para el primer bimestre: 1.50 en 2018 y 1.15 en 2019. Menor crecimiento (malo) y muy bajo (peor).

En materia de crecimiento las cosas no pintan bien. En el mejor de los casos, de seguir como hasta ahora, no vamos a mejorar, con todo lo que ello implica en materia de menos producción, menos empleos e menores ingresos.

• Problemas económicos de México

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus