Pesos y contrapesos
Oct 3, 2019
Arturo Damm

Expectativas 2019, 2020 y 2021

Se espera que nos movamos entre un mal mayor, el del crecimiento mediocre, y uno menor, el de la inflación persistente. En ambos casos, males.

Ya tenemos los resultados, para septiembre, de la encuesta que levanta el Banco de México entre 37 grupos de consultoría económica del sector privado, nacional y extranjero. Centro la atención en las respuestas a las preguntas por el crecimiento de la economía, que tienen que ver con su dinamismo, y por la inflación, que tiene que ver con su estabilidad, que proporcionan una buena imagen de las condiciones generales de la economía. Comparo los resultados del 2018 (lo que fue) con las expectativas para 2019 y 2010 (lo que se espera).

En 2018 la economía mexicana creció 2.0 por ciento, crecimiento mediocre, incluso por debajo del crecimiento promedio anual, que de 2001 a 2017 fue 2.3 por ciento. Según la media de las 37 respuestas obtenidas por el Banco de México, en 2019, 2020 y 2021, la economía crecerá, respectivamente, 0.43, 1.35 y 1.79  por ciento, lo cual dará como resultado un crecimiento promedio anual, para los primeros tres años del sexenio, de  1.19 por ciento, muy lejos del cuatro por ciento que pretende AMLO para todo el sexenio.

Suponiendo que la economía crezca en promedio anual 1.19 por ciento durante la primera mitad del sexenio, ¿cuál debería ser el crecimiento promedio anual a lo largo de la segunda mitad para lograr un crecimiento promedio anual, durante todo el sexenio, de 4.00 por ciento? 6.81 por ciento, algo que, tomado en cuenta los bueyes con los que nos tocó arar, resultará imposible.

En 2018 la inflación fue 4.8 por ciento, por arriba de la meta del Banco de México, que es del 3 por ciento, más menos un punto porcentual de margen de error. Considerando la media de las 37 respuestas obtenidas en la encuesta, en 2019, 2020 y 2021 la inflación será, respectivamente, 3.08, 3.49 y 3.55 por ciento. La buena noticia: se espera que la inflación se ubique dentro de la meta de la inflación del Banco de México, por debajo del 4 por ciento. La mala: se espera que, después de la baja de 2019, repunte en 2020 y 2021, para terminar la primera mitad del sexenio con una inflación promedio anual de 3.37 por ciento y acumulada de 10.46 por ciento.

Partiendo de los datos anteriores, y suponiendo que se mantengan y se cumplan tales expectativas, dos conclusiones. Primera: se espera un fuerte debilitamiento del dinamismo de la economía, con todo lo que ello implicará en términos de producción de satisfactores, creación de empleos y generación de ingresos. De los males, el mayor.  Segunda: se espera que se mantenga la relativa estabilidad de la economía, con una inflación baja y controlada. De los males el menor.

Según lo anterior nos estaremos moviendo, entre un mal mayor, el del crecimiento mediocre, y uno menor, el de la inflación persistente. En ambos casos, males.



Comments powered by Disqus
El punto sobre la i

Los ciudadanos tienen el deber de mantener al gobierno, pero el gobierno no tiene el deber de mantener a los ciudadanos.

Grover Cleveland
Entrar
Encuesta de la semana
México es el 10° país con más habitantes en el mundo, tenemos altos índices de obesidad y de diabetes, así como de hipertensión, ¿cuál sería un resultado que pudiera considerarse un éxito en la estrategia implementada por el gobierno federal contra la pandemia de Covid-19?
Artículos recientes...
Manuel Suárez Mier
• El clima social en EU
Víctor Hugo Becerra
• Sumisión no es diplomacia
Arturo Damm
• Caprichos
Isaac Katz
• 188 años
Arturo Damm
• ¿Cambio de postura?