El punto sobre la i
Nov 6, 2011
Arturo Damm

No hay fe más persistente e influyente en el mundo de hoy que la fe en el gasto gubernamental.

Henri Hazlitt

¿Hasta qué punto, lo dicho por Hazlitt, es verdad? Para responder basta revisar los presupuestos de egresos de los gobiernos, mismos que reflejan la idea de que éste, el gobierno, es capaz de luchar en contra de todos los males, y de combatir a favor de todos los bienes, combate y lucha que, ¡obviamente!, requieren que el gobierno gaste, gasto gubernamental que, ¡innegablemente!, requiere ser financiado, financiamiento que, ¡sin duda alguna!, hoy, mañana o pasado mañana, de una u otra manera, sale del bolsillo de los contribuyentes.

¿La producción de bienes y servicios no crece? Que el gobierno gaste más. ¿El desempleo no cede? Que el gobierno gaste más. ¿El mercado interno está estancado? Que el gobierno gaste más. ¿La economía se encamina a la recesión? Que el gobierno gaste más. ¿Pese a ese mayor gasto gubernamental la economía cayó en la recesión? Que el gobierno gaste aún más. ¿Pese a ese mayor gasto del gobierno la economía no responde y sigue en recesión? ¡Claro, el aumento en el gasto del gobierno fue insuficiente! ¿Solución? Que el gobierno gaste aún más. ¿Hay que incentivar la cultura y las artes? Que el gobierno gaste más. ¿Hay que promover el deporte? Que el gobierno gaste más. ¿La gente tiene que comer, que curarse, que educarse? Que el gobierno gaste más. ¿La gente necesita casa, transporte, recreación? Que el gobierno gaste más. ¿De qué depende el crecimiento económico, el desarrollo social, el bienestar de la gente? Del gasto del gobierno. ¿De qué depende un mayor crecimiento económico, un mayor desarrollo social, un mayor bienestar de la gente? De que el gobierno gaste más. ¿Cuál es la varita mágica? El gasto del gobierno. ¿En qué consiste una varita mágica más eficaz? En mayor gasto gubernamental.

El gobierno, además de ser gobierno, y de garantizar la seguridad contra la delincuencia, y de fallar impartir justicia, puede ser ángel de la guarda, y como tal defendernos de todos los males, comenzando por aquellos que podemos hacernos a nosotros mismos, y también puede ser hada madrina, y como tal concedernos todos los bienes, de ser posible desde la cuna hasta la tumba. ¿Y qué suponen los gobiernos ángel de la guarda y hada madrina? Que el gobierno gaste más y, ¡consecuencia inevitable!, que hoy, mañana o pasado mañana, de una u otra manera, recaude más impuestos. (Lo que le permite al gobierno posponer la recaudación de más impuestos para financiar un gasto mayor es la contratación de deuda, misma que, al momento de liquidarse, demanda el cobro de más impuestos).

¿Exagera Hazlitt al firmar que no hay fe más persistente e influyente en el mundo hoy que la fe en el gasto gubernamental, y por lo tanto en la acción del gobierno como solución a los problemas? Para responder basta atender a las promesas que cualquier candidato en campaña, aspirante a un puesto de elección popular, le hace a sus electores potenciales, promesas más propias de ángeles de la guarda y hadas madrinas que de gobernantes. ¿Necesitan escuela? Allí estará. ¿Necesitan clínica? Allí estará. ¿Necesitan carretera? Allí estará. ¿Y qué supone cada allí estará? Gasto del gobierno. ¿Necesitan más trabajos? Los tendrán. ¿Necesitan ganar más? Lo conseguirán. ¿Necesitan comenzar a ahorrar? Lo lograrán. ¿Y qué supone cada lo tendrán, cada lo conseguirán, cada lo alcanzarán, dicho por un político en campaña electoral? Gasto gubernamental.

Esa fe, a la que se refiere Hazlitt, ¿es una fe de hoy o de siempre? Una buena manera de responder es comparando el presupuesto de egresos de un gobierno de hoy con el presupuesto de egresos de un gobierno de hace cien años. Apuesto doble contra sencillo: menor gasto del segundo, el gobierno de hace cien años, comparado con el del primero, el gobierno de hoy.

Por ello, pongamos el punto sobre la i.


Comments powered by Disqus
Encuesta de la semana
¿Es el sorteo de la Lotería Nacional en torno a la rifa del avión presidencial la peor de las ocurrencias del presidente López Obrador?