El punto sobre la i
Abr 14, 2008
Arturo Damm

Solo hay una manera de matar al capitalismo: con impuestos, impuestos y más impuestos.

Karl Marx

La afirmación de Marx contradice una de las tesis centrales del materialismo dialéctico, es decir, del marxismo, aquella que afirma que el capitalismo desaparecerá (dando lugar, en primera instancia, a la dictadura del proletariado y, en segunda, al comunismo), por las contradicciones que les son inherentes, independientemente de cuáles, y cuántos, impuestos se cobren. Sin embargo, la afirmación de Marx es correcta, aunque incompleta. Me explico.

 

El capitalismo es el sistema económico basado en la libertad individual para trabajar, emprender, invertir, ahorrar, intercambiar y consumir, y en la propiedad privada sobre los ingresos, el patrimonio y los medios de producción, de tal manera que todo lo que limite o elimine esa libertad, y esa propiedad, mina al capitalismo, con todo lo que ello supone en términos de crecimiento y desarrollo económico, que dependen del poder creador de la libertad, y del poder incentivante de la propiedad

 

¿Qué limita o elimina la libertad para  trabajar, emprender, invertir, ahorrar, intercambiar y consumir? La burocratización de la actividad económica de los particulares, que la limita, o la monopolización gubernamental de ciertas actividades económicas, que la elimina.

 

¿Qué limita o elimina la propiedad sobre los ingresos, el patrimonio y los medios de producción? En primer lugar, dado que propiedad y libertad son dos caras de la misma moneda, todo aquello que limita o elimina la libertad y, en segundo término, los impuestos que, sin llegar a eliminarla por completo (el resultado sería la esclavitud), sí la limitan considerablemente, sobre todo cuando se cobran con fines redistributivos (el gobierno le quita a unos para darle a otros), y son progresivos al ingreso (a mayor ingreso mayor porcentaje).

 

¿Cuál es el resultado de limitar la libertad? Limitar el poder creador del ser humano para producir bienes y servicios y, por lo tanto, para satisfacer sus necesidades. ¿Y la consecuencia de limitar la propiedad? Limitar aquello que incentiva al ser humano a esforzarse para producir bienes y servicios, para ofrecer mejores bienes y servicios, para servir lo mejor posible a los consumidores. Limitar el poder creador del ser humano, y aquello que lo incentiva a ejercerlo, da como resultado el estancamiento económico, con todas sus consecuencias sobre el bienestar del ser humano.

 

¿Qué debe hacer el Estado y sus leyes con el poder creador de la libertad y con el poder incentivante de la propiedad? Reconocerlos plenamente, definirlos puntualmente y garantizarlos jurídicamente, lo cual supone, entre otras cosas, un sistema tributario de tipo PBP: impuestos pocos, bajos y parejos, en general, y, en concreto, un impuesto único (ni uno más), homogéneo (la misma tasa en todos os casos), universal (sin excepción de ningún tipo), no expoliatorio (para que su cobro no degenere en un robo con todas las de la ley), al consumo (no al ingreso, no al patrimonio), impuesto que los marxistas no aceptan, estando a favor del sistema contrario: el impuesto progresivo al ingreso, que es la herramienta redistributiva por excelencia, impuesto que más que la excepción es la regla, muestra de lo mucho que han permeado las ideas de Marx, al grado de que hoy gobernar es sinónimo de redistribuir, con todo lo que ello supone en términos de libertad y propiedad.

 

Por ello, pongamos el punto sobre la i.


Comments powered by Disqus
Encuesta de la semana
Termina la era “TLCAN” y comienza la era “T-MEC”. ¿Considera que será suficiente para remolcar a la economía mexicana y hacerla crecer a pesar de que los motores internos están apagados (consumo, inversión, inversión gubernamental)?