MIÉRCOLES, 3 DE ABRIL DE 2019
El punto sobre la i
¿Usted cree que es buen momento para realizar inversiones en México?
No
No sé

Arturo Damm





“Al tirano no es preciso combatirlo ni abatirlo. Se descompondrá por sí mismo, a condición de que el país no consienta en servirlo. No se trata de quitarle nada, sino de no darle nada.”
Étienne de la Boétie

Si los ciudadanos no proveen al tirano éste no tendrá con qué ejercer la tiranía, afirmación que parte de dos supuestos. Primero: que para ejercerla el tirano necesita recursos. Segundo: que los mismos provienen de los ciudadanos. Ambos supuestos son ciertos.

Para que el gobernante, tirano o no, actúe, necesita recursos. No se puede gobernar, tiránicamente o de cualquier otro modo, si no se cuenta con los recursos para ello, recursos que tendrán que ser más abundantes entre más tiránico sea el gobierno.

De una u otra manera los recursos que el gobierno utiliza salieron del bolsillo de los ciudadanos, ya como dinero, ya como poder adquisitivo del dinero. El gobierno le quita al ciudadano, básicamente, de dos formas. Primera: quitándole dinero, es decir, cobrándole impuestos, es decir, obligándolo a cederle parte del producto de su trabajo. Segunda: quitándole poder adquisitivo a su dinero, es decir, generando inflación, es decir, ocasionando el alza general de precios (todo lo cual sucede cuando el gobierno obliga al banco central a producir dinero y dárselo para que lo gaste, con lo cual aumenta la demanda, y si la oferta no aumenta al mismo paso el resultado es el alza general de precios, la inflación, la pérdida en el poder adquisitivo del dinero).

Dado que el tirano requiere de recursos para ejercer la tiranía, y dado que esos recursos salen del bolsillo de los ciudadanos, basta y sobra que éstos no lo provean de recursos para que aquél, como dice de la Boétie, se descomponga a sí mismo, languidezca, hasta que llegue a desaparecer. Si los ciudadanos no lo proveen el tirano desaparecerá por consunción.

Si acabar con la tiranía resulta tan fácil, ¿por qué sigue habiendo tiranías? ¿Porque los ciudadanos son masoquistas? ¿Porque son ignorantes y no han caído en la cuenta de lo que dice de la Boétie? ¿Por qué?

En primer lugar porque los ciudadanos no proveen al tirano. El tirano obliga a los ciudadanos a proveerlo, ya sea por medio del cobro de impuestos, ya sea a través de la inflación. ¿Qué puede hacer el ciudadano en contra de los impuestos y de la inflación? Contra los impuestos: dejar de pagarlos y atenerse a las consecuencias. Contra la inflación: dejar de usar el dinero producido por el banco central y sustituirlo por algún otro medio de intercambio. En ambos casos los impuestos y la inflación deben volverse insoportables.

En segundo lugar porque los impuestos y la producción de dinero no son las únicas fuentes de ingresos para el tirano, existiendo otras como son ciertos recursos naturales (desde petróleo hasta metales preciosos) que, si han sido apropiados o expropiados por el gobierno (como por lo general sucede), le proveen de recursos al margen de los impuestos y la producción de dinero.

Más allá de las consideraciones anteriores, el primer paso para terminar con la tiranía puede ser la rebelión de los contribuyentes, a condición de que sea general (que todos se sumen) y sostenida (que todos se sumen todo el tiempo que sea necesario), rebelión que tiene su justificación en el hecho de que no es ético que el tirano obligue al ciudadano a entregarle parte del producto de su trabajo para tiranizarlo, lo cual supone que no solo no le garantiza el respeto a sus derechos, sino que es él, el gobierno, el tirano, el que los viola, todo lo cual es propio del Estado de chueco, no del Estado de Derecho.

Por ello, pongamos el punto sobre la i.


 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus