VIERNES, 7 DE JULIO DE 2006
Y ahora, qué

¿Usted considera que la política debe estar por encima de la economía?
Sí, la política debe estar por encima de la economía
No, la economía debe estar por encima de la política
No, la economía debe estar al margen de la política
No sé



El punto sobre la i
“Mercado significa libertad para producir y libertad para consumir. Atacarlo es atacar la autonomía de la voluntad.”
Antonio Escohotado


Más artículos...
Víctor Hugo Becerra
• Amando a tu verdugo

Arturo Damm
• ¿Opinan de más?

Santos Mercado
• El capitalismo lo inventaron las mujeres

Arturo Damm
• Tasa a la baja

Erika Donjuán y Miguel A. Cervantes
• Rigidez laboral en México (II)

Manuel Suárez Mier
• Populismo expulsa expertos

Isaac Katz







“Qué bien que ganó Calderón y que perdió López, pero qué tristeza ver a un país tan polarizado, un fenómeno que en parte fue inducido por la campaña de López de buenos contra malos, de pobres contra ricos, de trabajadores contra empresarios, pero que en gran medida es real.”


Prácticamente terminó el proceso electoral y queda en el ambiente una sensación similar a la que uno tiene cuando escucha canciones de “blues”, una sensación de apesumbramiento. Qué bien que ganó Calderón y que perdió López, pero simultáneamente qué tristeza ver a un país tan notoriamente polarizado, un fenómeno que en parte fue inducido por la campaña de López de buenos contra malos, de pobres contra ricos, de trabajadores contra empresarios, pero que en gran medida es real. No se puede obviar y menos aun desatender que sí representa un enorme problema que aun existan 40 millones de individuos viviendo en la pobreza, como tampoco se puede desatender la notoria inequidad en la distribución de la riqueza y del ingreso. Necesitamos, urgentemente, que la economía crezca de manera sostenida a tasas mayores que las recientemente registradas y que los frutos de este crecimiento lleguen a la generalidad de la población. Dada esta realidad, el futuro del país depende crucialmente de que Calderón, como próximo presidente, pueda generar las condiciones para que el bienestar de la mayor parte de la población aumente, particularmente poder lograr los acuerdos con el Congreso de la Unión para modernizar el marco institucional de la economía.

 

El reto que enfrentará Calderón es enorme, más aun cuando el entorno internacional en el cual se desenvuelve la economía mexicana es cada vez menos favorable. La economía ha perdido competitividad, se ha debilitado relativamente, porque no fue posible, ni durante el segundo trienio del gobierno de Zedillo ni durante el gobierno de Fox, realizar muchos de los cambios estructurales que se requieren mientras que el resto del mundo sí avanzó al respecto. Se ha señalado, de manera reiterada, la importancia de realizar las reformas fiscal, laboral, energética, de pensiones y educativa, reducir los costos de transacción en la economía, ampliar y modernizar la infraestructura del país, fortalecer la impartición de justicia, etcétera como condiciones necesarias para que la economía pueda crecer sostenidamente y el nivel de vida de la generalidad de la población se incremente. Por un futuro exitoso del país, más vale que Calderón lo pueda lograr, pueda vencer las resistencias al cambio.

 

Y ahora, unos comentarios postelectorales

 

1. Las campañas duran demasiado tiempo y, más importante aún, se desperdician una enorme cantidad de recursos escasos y por lo mismo valiosos. Es indispensable hacer, ya, una reforma a la legislación electoral.

 

2. Es una lástima que no haya gente dentro del PRD que le pueda decir a López que está en el interés de la “izquierda mexicana” acatar la voluntad de los electores y aceptar que perdió la elección. Cooptado por los radicales que vieron cómo se esfumó la oportunidad de apoderarse del botín que representaba acceder al poder, están dispuestos a tirar por la borda el avance que han registrado en los últimos años como fuerza política y caer en una actitud de enfrentamiento, de abierta revuelta en contra de las instituciones del país. Si efectivamente quieren avanzar sus ideas políticas, económicas y sociales, es necesario que se mantengan dentro de la legalidad, ya que de lo contrario sólo alimentarán a esos grupos radicales y violentos que están convencidos de que la única forma de acceder al poder es mediante la fuerza y, entonces, perderán.

 

3. Después de la debacle del PRI en estas elecciones federales, es claro que el verdadero poder dentro de este partido radica con los gobernadores. Su intención de mantener los privilegios fiscales que tiene en la actualidad, al estar recibiendo una enorme cantidad de recursos públicos a través de las participaciones federales y las transferencias, representa la oportunidad para negociar con ellos para que presionen a los legisladores de sus estados para que cooperen con Calderón en la modernización de la economía.

 

4. La decisión de muchos sindicatos de aliarse con López y su consecuente debilitamiento por la derrota, puede representar la oportunidad para aprobar una nueva legislación laboral.


 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus