LUNES, 17 DE JULIO DE 2006
Padecimientos mentales de AMLO

¿Usted considera un triunfo para México el acuerdo al que llegó con Estados Unidos para evitar la imposición de aranceles?
No
No sé



“Incluso si la ausencia de gobierno realmente significara anarquía en un sentido negativo y desordenado, que está lejos de ser el caso, incluso entonces, ningún trastorno anárquico podría ser peor que la posición a la que el gobierno ha dirigido a la humanidad.”
Leon Tolstoy

Manuel Suárez Mier







“Este es un listado parcial de los males de personalidad que sufre AMLO y que sumados crean un cuadro clínico temible. Es de la mayor importancia que la Asociación Psiquiátrica Mexicana se pronuncie a la brevedad posible sobre la gravedad del estado clínico de López.”


Un amable lector me reconvino por haber calificado a López Obrador como alguien afectado por padecimientos que requieren atención psiquiátrica urgente y me señaló que insultar a los contrincantes políticos me ponía al mismo nivel que ellos.

 

Doy puntual y atenta respuesta a mi estimado lector. Para empezar, calificar a alguien como AMLO como enfermo mental no es un insulto sino un diagnóstico clínico, para lo que no se requiere ser psiquiatra aunque en este caso consulté a dos de ellos.

 

A continuación, hago un parcial catálogo de los padecimientos emocionales que se manifiestan en el comportamiento cotidiano del ex-candidato perredista a la Presidencia:

 

1. Paranoia, también definida como delirio de persecución. López Obrador es un caso típico de quien padece este malestar, lo que se evidencia en el hallazgo de conspiraciones sin fin que explican los obstáculos que se interponen en su camino. Quien sufre de paranoia cree que es objeto de una persecución sistemática. Sin embargo, en la definición del inventor del término, doctor Emile Kraepelin, alguien que se considere un gran líder militar o religioso y que se compare, por ejemplo, con Jesucristo, como lo hizo AMLO, también cae dentro de esta categoría aún si no mostrara delirio de persecución.

 

Las más recientes sinrazones de AMLO para explicar su fracaso electoral como son culpar a sus seguidores, a actores de telenovelas y a bandas musicales, de participar en el gran compló en su contra, acreditan que el padecimiento avanza en forma acelerada y alarmante.

 

2. Esquizofrenia, que frecuentemente se asocia con doble o múltiple personalidad. Esta enfermedad permitiría explicar el comportamiento errático de AMLO entre conciliador y amenazante, entre abierto al diálogo e intolerante, que ha mostrado sin razón aparente a lo largo de su vida pública. La esquizofrenia interfiere con la habilidad del individuo que lo padece de razonar con claridad, de distinguir la realidad de la fantasía, de controlar sus emociones (¡¡¡cállate chachalaca!!!), de tomar decisiones oportunas y sensatas y de relacionarse con otros. Los primeros signos de esquizofrenia se manifiestan en la infancia o adolescencia, lo que quedó bien documentado en el caso de AMLO con las biografías que se han escrito que relatan cómo “se trababa” en sus berrinches juveniles. Un indicio típico de la enfermedad es la dificultad para sostener una comunicación verbal fluida y coherente.

 

3. Personalidad bipolar, también conocida como depresión maniática, se caracteriza por frecuentes y abruptos cambios de personalidad que van desde el mayor optimismo a la depresión e irritabilidad. Quien lo sufre, suele concebir en su fase maniática planes grandiosos y de enorme ambición pero usualmente acompañados de un pésimo juicio en su ejecución, solo para caer en la apatía y el pesimismo en la fase depresiva.

 

4. Desajuste extremo de personalidad (en inglés, BPD Borederline Personality Disorder), que se caracteriza por relaciones personales intensas e inestables y visiones extremas y maniqueas de la gente con la que se relaciona el enfermo pues sus aliados son buenísimos y sin mácula y sus enemigos son funestos y sin remedio.

 

Este es un listado parcial de los males de personalidad que sufre AMLO y que sumados crean un cuadro clínico temible, en especial en alguien que aspira a dirigir un país. Resulta crucial que AMLO entienda la conveniencia de recurrir a tratamiento médico pues con frecuencia estos malestares se derivan de desequilibrios químicos en el organismo y tienen remedio. 

 

Es de la mayor importancia que la Asociación Psiquiátrica Mexicana se pronuncie a la brevedad posible sobre la gravedad del estado clínico de López Obrador para que sus seguidores decidan si quieren apoyar a alguien con tales aflicciones en su ilegal asalto por el poder político del país.


 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus