LUNES, 7 DE AGOSTO DE 2006
El gobierno de los “pobres”

¿Usted considera que las acciones del actual gobierno concuerdan con sus propuestas de política industrial?
No
No sé



El punto sobre la i
“El dinero en efectivo es una garantía de libertad individual, por su eficiencia, versatilidad, irrastreabilidad y anonimato.”
Víctor H. Becerra


Más artículos...
Víctor Hugo Becerra
• México: Dictadura Legal

Arturo Damm
• Lo bueno

Manuel Suárez Mier
• Más del culto a la personalidad

Arturo Damm
• El mínimo crecimiento

Luis Pazos
• Aborto, ¿derecho o delito?

Arturo Damm
• Consumo, a la baja

Ricardo Valenzuela
• El recinto de las Malas Ideas


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Godofredo Rivera







“No, la pandilla perredista que gobierna la Ciudad de México, no gobierna para proteger a los ciudadanos, ni siquiera para los más pobres, sólo para los más privilegiados y rijosos.”


“La ley es la organización del derecho natural de legítima defensa: es la sustitución de la fuerza colectiva a las fuerzas individuales, para actuar en el campo restringido en que éstas tienen el derecho de hacerlo, para garantizar a las personas, sus libertades, sus propiedades y para mantener a cada uno en su derecho, para hacer reinar para todos la JUSTICIA.

 

Cuando se pervierte la ley:

 

Por desgracia, es mucho lo que falta para que la ley esté encuadrada dentro de su papel. Ni siquiera cuando se ha apartado de su misión, lo ha hecho solamente con fines inocuos y defendibles. Ha hecho algo aún peor: ha procedido en forma contraria a su propia finalidad; ha destruido su propia meta; se ha aplicado a aniquilar aquella justicia que debía hacer reinar, a anular, entre los derechos, aquellos límites que era su misión hacer respetar; ha puesto la fuerza colectiva al servicio de quienes quieran explotar, sin riesgo y sin escrúpulos, la persona, la libertad o la propiedad ajenas; ha convertido la expoliación, para protegerla, en derecho y la legítima defensa en crimen, para castigarla”.

 

Frédéric Bastiat

 

Esta afirmación del brillante liberal francés, Bastiat (ignorado en sociedades con vocación socialista y colectivista como la francesa y apreciado y leído en sociedades más libertarias como la estadounidense), se aplica como anillo al dedo en el secuestro que hoy sufre el DF por parte de López y su séquito gansteril.

 

Sí, definitivamente, la violación de la ley (y su consiguiente perversión) se ha convertido en el ejercicio diario de gobierno del PRD, especial y destacadamente en la Ciudad de México. Pero no se sorprenda amigo lector, este desgobierno no proviene, ni es resultado de un conflicto pos-electoral. Se trata de toda una estrategia que ha acompañado al PRD, sobretodo desde que López tomó las riendas del gobierno defeño. Se trata de toda una filosofía populista-marxista con la que a nombre de los pobres, el PRD ha gobernado violando los más elementales derechos de propiedad de los individuos, e irónicamente, privilegiando intereses de los grupos económicamente más poderosos. A continuación enumeraremos algunas de las flagrantes violaciones que a la ley han hecho los gobiernos perredistas en el DF y que sólo ha beneficiado a los grupos más privilegiados de la sociedad defeña:

 

Expropiaciones arbitrarias. Las más conocidas fueron las del predio de Santa Fe llamado El Encino y la del terreno contiguo a la empresa refresquera Pascual. Ambas expropiaciones fueron declaradas ilegales por los tribunales. Pero, ¿cuál era el objetivo de tales confiscaciones?. Con la frase (siempre usada torcidamente por los gobiernos) de  “causa de utilidad pública” el gobierno de López intentó apropiarse del predio El Encino con el fin de “abrirle camino” a un hospital. Claro, lo que López no dijo es que este hospital es privado y es uno de los más caros de México. No importó afectar un derecho de propiedad individual para beneficiar a un grupo de personas privilegiadas que utilizan dicho nosocomio. Lo mismo sucedió con el terreno adjudicado ilegalmente a la empresa Pascual (la Corte falló a favor de la dueña), empresa que aunque sea una Cooperativa, no deja de ser una organización mercantil con intereses económicos. Nuevamente, afectar un derecho de propiedad para beneficiar a un grupo de interés. Pero además de estos casos, se estima que en el DF ha habido cerca de 15 mil expropiaciones arbitrarias. A veces López “donó” estas propiedades para escuelas y universidades, la mayor de las veces a grupos violentos que le hacen el trabajo sucio a López como los Panchos villas, 400 pueblos ó el Barzón. La estrategia fue siempre la misma, despojar a unos (usualmente los menos privilegiados) para darle a otros (usualmente a grupos más privilegiados ó rijosos).

 

Grandes negocios inmobiliarios. A López y su pandilla no les importó romper el desarrollo sustentable de la Ciudad de México, y mediante modificaciones al llamado Bando 2, permitió que poderosas inmobiliarias “re-poblaran” con edificios (muchas veces diseñados sin estacionamiento) zonas urbanas no aptas para este tipo de construcciones. Se le cargó la mano a la Delegación Benito Juárez, y a ciertas zonas de la Deleg. Miguel Hidalgo y Cuauhtémoc (¡el valor del suelo en esa zonas ha subido en un 600%!) y se limitó la construcción de vivienda en las delegaciones restantes. Es una aberración que en delegaciones con más necesidad de vivienda como Iztapalapa, los constructores de vivienda tengan restricciones legales para construir. El resultado: congestionamiento de las zonas afectadas por el susodicho Bando y escasez creciente de agua y electricidad para los habitantes de estos lugares. Beneficiados: Grandes constructoras e inmobiliarias, que por supuesto, luego se mocharon con recursos monetarios para la campaña de López. La industria de la construcción en general comparativamente con el resto de la República no tuvo un crecimiento dinámico, salvo en las zonas que con mucha corrupción permitió el GDF construir. Nuevamente, políticas en prejuicio de los que menos tienen.

 

Fraccionamiento de Santa Fe. Hace poco un grupo de rijosos, de la pandilla de López, fue y agredió diversos lugares y personas de Santa Fe, pues la consideran una zona para los ricos (como si eso fuera un pecado). Lo que ignoran estos gansters incondicionales de López, es que el gobierno perredista se ha beneficiado de manera extraordinaria con la venta de terrenos en esa zona y ha coadyuvado a que el contraste entre ricos y pobres de la zona sea más visible. De acuerdo a datos de Oficialía Mayor del gobierno capitalino, durante la administración de López, el GDF realizó ventas de varios terrenos de Santa Fe a precios inferiores a los de mercado a diversas constructoras (que por supuesto, luego revendieron a precios de oro). Se estima que estas transacciones le redituaron al gobierno de López cerca de 1000 millones de pesos. A veces también hubo transacciones que involucraron trueque de terrenos con empresas como Apasco, a cambio de cemento para las diversas obras viales como los segundos pisos, distribuidores viales y los puentes de Santa Fe. ¿Qué se hizo con esos recursos?, ¿A quién se despojó para que el GDF hiciera todas estas transacciones?. Lamentablemente, no lo sabremos mientras el PRD gobierne el DF. Pero algo es seguro, se perjudicó a  diversos individuos para beneficiar a gente más privilegiada económicamente.

 

Grandes elefantes blancos. La mayor parte de la obra vial llevada a cabo por el peje-gobierno no reúne los requisitos de rentabilidad social. Los principales beneficiarios por los llamados “segundos pisos” fueron los contratistas que realizaron las obras. ¿Cómo se les pagó? Obvio, con alzas arbitrarias e injustificadas del impuesto predial en diversas zonas de clase media de la Ciudad de México. Nuevamente la práctica de beneficiar a los más privilegiados.

 

Subsidios indiscriminados. El gobierno perredista que gobernó al DF  con López a la cabeza, puso nuevamente “de moda” toda clase de subsidios indiscriminados, prácticas que ingenuamente varios analistas consideramos que estaban desterradas. Desde dinero para ancianos de cualquier poder adquisitivo, subsidio de crédito a la vivienda a los empleados del GDF, dinero para madres solteras, hasta útiles escolares “gratis”, el gobierno perredista dio una muestra notable de cómo se beneficia sin justificación alguna a personas privilegiadas en la pirámide del ingreso salarial. Claro, nuevamente pagando con impuestos cobrados y propiedades despojadas a otros.

 

Peje-escuelas. Sin criterio académico alguno, López construyó prepas y su peje-universidad, dizque para satisfacer la demanda creciente por educación media y superior en el DF. Estas escuelas, además de fomentar la mediocridad (no hay exámenes de admisión, ni evaluaciones parciales), sólo sirven de centros de adoctrinamiento de jóvenes para los planes políticos de López (¿alguna similitud con los centros de adoctrinamiento de las juventudes hitlerianas?). La realidad es que la Ciudad de México ya está saturada de universidades y centros de educación media superior. Quienes tienen acceso a estos niveles educativos  en el DF son quienes tienen más recursos (en términos relativos de la pobreza urbana). Lo que mejor podría haber hecho en todo caso el gobierno de López, habría sido dotar de mejores instalaciones a las primarias y secundarias e insistir en mejorar la calidad de la educación básica defeña. La gran mayoría de la población del DF cuando mucho concluye este nivel educativo. Pero, otra vez, los recursos federales que el DF recibe por ley para destinarse a la educación básica, fueron desviados para las peje obras y para sus centros educativos de adoctrinamiento. Nuevamente, perjudicar a los que menos tienen.

 

Secuestro de calles y avenidas. Para cerrar con broche de oro, a todas las arbitrariedades llevadas a cabo por el gobierno perredista que desgobierna el DF, recientemente el gobierno sucesor de López, encabezado por Alejandro Encinas, decidió secundar a los grupos rijosos de López y facilitó el secuestro de importantes avenidas. Los afectados: miles de ciudadanos que trabajan en las zonas secuestradas, desde taxistas, meseros hasta hoteleros y comerciantes. Después de esta toma ilegal de las vías públicas (viola el principio constitucional de libre tránsito y un reglamento expedido en el propio gobierno de López, llamado Bando 13), Encinas ya salió con la puntada de que va a “compensar” fiscalmente la pérdida que han tenido hoteleros y empresarios de la zona. ¿Con qué dinero?. Seguramente ya lo infirió amigo lector, claro, con recursos monetarios de los contribuyentes. Mayor inmoralidad no se puede. Nuevamente, perjudicar a los contribuyentes para beneficiar a grupos privilegiados y todo por no cumplir el GDF con la obligación de mantener la legalidad para todos los ciudadanos.

 

Si Bastiat viviera, creería que estaría en la Francia del siglo XIX, ó francamente preferiría regresar a la tumba. Con todo el despojo arriba descrito, increíblemente la gente sigue votando por el PRD. No, la pandilla perredista que gobierna la Ciudad de México, no gobierna para proteger a los ciudadanos, ni siquiera para los más pobres, sólo para los más privilegiados y rijosos. Ojo, por que si el Trife decide no recontar voto por voto (legalmente no debería), ya veremos cómo se agudiza la violencia y el desgobierno en el DF. Tal vez los defeños tenemos el gobierno que merecemos.


 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus