LUNES, 6 DE NOVIEMBRE DE 2006
Elecciones en EU y Felipe Calderón

¿Usted cree que es buen momento para realizar inversiones en México?
No
No sé



El punto sobre la i
“Si del derecho a la vida se desprende el derecho a defenderla, del derecho a defenderla, ¿no se desprende el derecho a la portación de armas?”
Félix de Jesús


Más artículos...
Arturo Damm
• Empresarios

Manuel Suárez Mier
• Propaganda, censura y autocracia

Arturo Damm
• Progreso social, ¿hacia dónde?

Luis Pazos
• Pemex: ideologías contra aritmética

Arturo Damm
• Afirmaciones falaces

Ricardo Valenzuela
• Unión de Estados Americanos Socialistas (II)


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

Manuel Suárez Mier







“La “sabiduría popular” sugiere que los demócratas barrerán en estos comicios por las inicuas invasiones de Afganistán e Irak que emprendieron los republicanos que hoy controlan la Casa Blanca y el Congreso, que los han hecho muy impopulares.”


El Presidente Electo Felipe Calderón llegará a Washington dos días después de la celebración de las elecciones intermedias del segundo período presidencial de George W. Bush, en las que se elije a todos los diputados –435-, a la tercera parte del Senado –33 escaños- y al 72% de los gobernadores en 36 estados.

 

La “sabiduría popular” destilada sobre todo en los medios de comunicación, sugiere que los demócratas barrerán en estos comicios por las inicuas invasiones de Afganistán e Irak que emprendieron los republicanos que hoy controlan la Casa Blanca y el Congreso, que los han hecho muy impopulares.   

 

Estas opiniones me parecen imprecisas por varias razones:

 

1.      Si bien un buen número de observadores cree que los demócratas tomarán la mayoría de la Cámara de Representantes dónde deben ganar 15 curules en manos republicanas, no piensa lo mismo del senado pues parece poco probable que obtengan los 6 escaños necesarios para ganar la mayoría.

 

2.      Las encuestas en Estados Unidos han venido mostrando una creciente de imprecisión en sus pronósticos lo que hace cada vez más difícil predecir quiénes ganarán, como sucedió con las elecciones presidenciales del 2004 que se suponía serían marcadamente más cerradas de lo que fueron.

 

3.      Los republicanos tienen mucho más dinero que los demócratas para su propaganda política en estos últimos días previos a las elecciones, lo que puede ser decisivo si se considera que entre un 10 y un 15% del electorado está todavía indeciso.

 

Más importante que quién gane en los comicios, sin embargo, es determinar lo que puede cambiar en la conducción del gobierno o en los planteamientos legislativos, pues los demócratas se han concentrado en atacar a los republicanos pero sin proyectos propositivos ni reformas claras.

 

En el caso específico de la relación con México, razón esencial del viaje de Felipe Calderón, si bien los demócratas votaron mayoritariamente en contra de la construcción de la valla fronteriza –131 contra 64 a favor-, a diferencia de los republicanos –219 a favor frente a 6 en contra-, no habría cambios de fondo.

 

Hay un consenso generalizado entre los políticos de todos los partidos en Estados Unidos que la famosa valla se aprobó como un intento de los candidatos por quedar bien con un electorado que parece demandar medidas más tajantes para “tomar control de sus fronteras,” pero que la probabilidad que se complete su construcción es más bien remota.

 

La mayoría del electorado y ciertamente de la comunidad de negocios, rechaza la retórica extremista y las propuestas de los líderes del tratamiento punitivo a los inmigrantes, diputados James Sensenbrenner y Tom Tancredo (republicanos de Wisconsin y Colorado, respectivamente).

 

Los planteamientos más sensatos respecto a qué hacer con la frontera y los inmigrantes han venido indistintamente de republicanos y demócratas. El propio Presidente Bush propuso un plan que contemplaba medidas para iniciar la regularización de muchos trabajadores ilegales ya en Estados Unidos.

 

Los senadores John McCain (republicano de Arizona) y Ted Kennedy (demócrata de Massachusetts) introdujeron una iniciativa de ley en el Senado que era aún más favorable para los inmigrantes que la del Ejecutivo pero que, por desgracia, no llegó muy lejos.

 

Hay que recordar, sin embargo, que McCain encabeza las preferencias de los republicanos para ser su candidato presidencial en las elecciones del 2008 y muchos piensan que una derrota republicana parcial el martes, favorecería a su ala moderada del partido fortaleciendo así sus perspectivas.

 

Mañana seguiré analizando el caldo de cultivo político que se va a encontrar Calderón en su visita a Washington el jueves próximo y las que, a mi juicio, constituyen las posiciones y actitudes que tendrían el impacto más favorable para el éxito de su misión.


 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus