VIERNES, 9 DE FEBRERO DE 2007
Calentamiento global ¿el infierno se acerca?

¿Usted considera un triunfo para México el acuerdo al que llegó con Estados Unidos para evitar la imposición de aranceles?
No
No sé



“Incluso si la ausencia de gobierno realmente significara anarquía en un sentido negativo y desordenado, que está lejos de ser el caso, incluso entonces, ningún trastorno anárquico podría ser peor que la posición a la que el gobierno ha dirigido a la humanidad.”
Leon Tolstoy

Artemio Estrella







“Muchos de nosotros compramos la idea del cataclismo. Pero ¿por qué no preguntarnos si realmente va a suceder lo peor?, ¿habrá otros intereses de por medio?, ¿realmente esos grupos buscan el bienestar mundial? "Salvar al mundo" ¿va a ser gratis o nos va a costar algo?”


Las modas van y vienen. En una década la moda puede ser una inminente era glacial; en otra década puede ser el calentamiento global; pasan diez años más y entonces es una era glacial provocada por el calentamiento global; hoy día puede ser la combinación de todo: calentamiento global (calores extremos en verano), con una mini era glacial global (fríos crudos en invierno), huracanes globales (feroces tormentas y huracanes en época de lluvia).

 

Creo en los estudios científicos, cuando dicen que existen concentraciones de gases en la atmósfera mayores a las normales (dióxido de carbono, metano, óxido nitroso, etcétera), que pueden llegar a ser las que provocan el aumento de la temperatura promedio en el mundo. Pero comienzo a dudar cuando se hacen pronósticos catastróficos. Pronósticos donde el futuro en su totalidad es malo y los causantes de esa futura maldad somos los inconscientes seres humanos.

 

Mis dudas se acrecentan aún más, cuando escucho a los políticos vociferar sobre el calentamiento global y sus ruinosas consecuencias. ¿Cómo? ¿Los políticos tratando de salvar al mundo?, ¡aha!, ¿por qué no le damos de pasada a Jorge W. Bush el Premio Nóbel de la Paz?

 

Y no solo a los políticos les encanta navegar con bandera de benefactores. Los ecologistas también se lanzan al aquelarre catastrófico, a éstos les encanta culpar a los grandes industriales, a los poderosos, a los que mueven al mundo, a los que no les importa contaminar con tal de llenar sus bolsas de dinero verde. De los ecologistas se cuelgan los socialistas, porque donde huele a anticapitalismo allí están ellos.

 

¿Pero y los industriales, qué pasa con los poderosos?, para ellos también hay, ellos también se unen a la causa y confabulan con todos para tratar de corregir el rumbo. Al fin, son unos cuantos grupos pequeños los que toman las decisiones, los que indican si vamos bien o vamos mal. No hay grises, todo es blanco o negro.

 

¿Dónde quedamos nosotros?, muchos de nosotros compramos la idea del cataclismo. Pero ¿por qué no preguntarnos si realmente va a suceder lo peor?, ¿habrá otros intereses de por medio?, ¿realmente esos grupos buscan el bienestar mundial?

 

"Salvar al mundo" ¿va a ser gratis o nos va a costar algo?

 

El tema da para seguirlo tratando más adelante.

 

• Calentamiento global

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus