Untitled
Follow @asuntoskpitales
rss
Mis favoritos de AC
 
Corrupción, especulación y subsidios

“Los subsidios a productos agrícolas nunca han ayudado a los grupos de menores ingresos, sino a poderosas mafias de productores que mediante esos mecanismos han amasado grandes fortunas.”


Luis Pazos
VIERNES, 9 DE FEBRERO DE 2007
Comments

Al analizar las causas y los efectos de los subsidios a productos agrícolas en Estados Unidos, Europa y Japón, queda claro que en ninguno de esos países han ayudado a los grupos de menores ingresos, sino a poderosas mafias de productores que mediante esos mecanismos han amasado grandes fortunas.

 

En Estados Unidos son conocidos los millones de dólares que gastan en "lobbys" los productores de granos. En Europa, las uniones de productores agrícolas destinan enormes sumas para lograr el apoyo a los subsidios de legisladores y funcionarios. También costean protestas callejeras y cierre de vías de comunicación para exigir más subsidios, que salen de los impuestos de todos. Diversos estudios y reportajes muestran la gran corrupción y desperdicio que han generado los subsidios en Europa. Estos subsisten, no por una necesidad social, sino por la presión de poderosos productores agrícolas y de grupos políticos que los apoyan a cambio de votos.

 

En Japón, los productores del arroz han logrado subsidios que les permiten amasar grandes fortunas a costa de un irracional uso de la escasa tierra cultivable en ese país. Esas políticas se han traducido en que los japoneses, aunque compran un arroz relativamente barato, tienen que pagar altísimos precios por frutas, granos y legumbres que tienen que importar, pues la mayoría de los campesinos organizados en Japón, sin mayor esfuerzo, reciben buenas ganancias por sembrar arroz. En Japón por un lado hay una sobreproducción de arroz y por otro una gran escasez de frutas y legumbres. El gasto en alimentación de la mayoría de los japoneses es de los más altos del mundo, en poco les beneficia el subsidio al arroz.

 

A pesar de esas experiencias del siglo XX, todavía por ignorancia o intereses políticos, muchos gobiernos siguen instrumentando subsidios, que presionan hacia un mayor déficit presupuestal, generan corrupción, especulación y el enriquecimiento de grupos de productores de altos ingresos y de políticos que reparten los subsidios, quienes son los únicos beneficiados con esas políticas.

Reciba las novedades de Asuntos Capitales en su email

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus
 
 Encuesta
¿Usted considera al sistema de mercado, un mal necesario?
No
No sé
Untitled
Loading...

©2004-2013, Asuntos Capitales es una marca registrada legalmente por su propietario. Lea aquí información sobre los derechos.
Javascript Menu by Deluxe-Menu.com