MIÉRCOLES, 28 DE FEBRERO DE 2007
Anhelantes Republicanos

¿Usted considera un triunfo para México el acuerdo al que llegó con Estados Unidos para evitar la imposición de aranceles?
No
No sé



“Incluso si la ausencia de gobierno realmente significara anarquía en un sentido negativo y desordenado, que está lejos de ser el caso, incluso entonces, ningún trastorno anárquico podría ser peor que la posición a la que el gobierno ha dirigido a la humanidad.”
Leon Tolstoy

Manuel Suárez Mier







“Las elecciones de medio cuatrienio en noviembre pasado que privaron del control de ambas cámaras a los Republicanos, lo que sumado a la creciente antipatía de la guerra en Irak, llevaron a una desastrosa caída en la aprobación a Bush y obscurecen las perspectivas de los candidatos de su partido.”


El Partido Republicano, que hace apenas dos años reeligió a George W. Bush y amplió su control legislativo, lo que le permitió al Presidente la crucial victoria de nominar a sus candidatos para remplazar a dos jueces de la Suprema Corte con la expedita aprobación del Senado, está hoy en serios problemas.

 

Las elecciones de medio cuatrienio en noviembre pasado que privaron del control de ambas cámaras a los Republicanos, lo que sumado a la creciente antipatía de la guerra en Irak, llevaron a una desastrosa caída en la aprobación a Bush y obscurecen las perspectivas de los candidatos de su partido.

 

Revisamos aquí los prospectos de los Republicanos punteros Rudi Giuliani, John McCain y Mitt Romney, pero ninguno de ellos tiene segura la nominación y todos parecen vulnerables. Por tanto, se impone revisar a los aspirantes que hoy aparecen con menos posibilidades, pero que pueden llegar.

 

Los pretendientes de segundo nivel son Newt Gingrich ex-líder de la Cámara de Diputados entre 1995 y 1999, en uno de los más creativos y dinámicos lapsos de cualquier legislatura Republicana. Propuso el Contrato con América, integrado por una ambiciosa agenda de políticas públicas.

 

Gingrich es un intelectual que se ha mantenido activo en actividades partidistas después de su salida de la Cámara Baja y que en varias encuestas de opinión se ubica en el cuarto lugar, con un 21% de quienes votaron por clasificar a estos candidatos.

 

El senador Chuck Hagel, quien representa a Nebraska desde hace once años, ha ganado gran popularidad con los enemigos de la guerra en Irak como el más acerbo crítico del Presidente y su política, con la calidad moral de ser un héroe decorado de Viet Nam. Sin embargo, la poderosa derecha del partido lo considera un traidor y hará lo imposible por frenar sus aspiraciones.

 

Otro en esta lista es Mike Huckabee que viene del mismo pueblo de Arkansas –Hope- en el que nació Bill Clinton, lo que seguramente lo inspiró a buscar la presidencia, al haber sido también gobernador de su estado. Este aspirante se identifica con la derecha evangelista de su partido pero ha sido duramente criticado por haber aumentado el gasto público en 65% en 8 años.

 

El médico y diputado tejano Ron Paul representa quizá la única candidatura “libertaria,” como los norteamericanos llaman a los liberales clásicos, y ofrece limitar el tamaño del gobierno y una política externa no intervencionista, aunque paradójicamente abjura las libertades comercial y migratoria.

 

Sam Brownback, senador por Kansas quien se autodefine como conservador en temas sociales, con el archireaccionario exsenador Jesse Helms como su héroe, es más equilibrado en temas económicos y propone adoptar el impuesto único al ingreso, empezando con un plan piloto para la ciudad de Washington.

 

Mañana terminaré esta serie revisando al resto de los aspirantes presidenciales para el 2008 y aludiendo al calendario y procedimientos electorales de Estados Unidos.

• Elecciones EU 2008

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus