MARTES, 3 DE ABRIL DE 2007
Matar a los hijos

¿Usted cree que es una buena idea que sean Pemex y la Secretaría de Energía quienes construyan una refinería?
No
No sé



“Si se viola una ley injusta lo único que se viola es esa ley, no algún derecho de alguien. Por el contrario, si se viola una ley justa se viola la ley y algún derecho de alguien.”
Othmar K. Amagi

Fernando Amerlinck







“Son signos de estos tiempos: los padres o madres pretenden matar legalmente a sus hijos si estorban su proyecto de vida. Importa el derecho a que cada mujer pueda elegir; claro, es su derecho. Y a labrarse un proyecto de vida. Y buscar su desarrollo integral. Son derechos individuales, entre ellos el derecho a no embarazarse.”


Son signos de estos tiempos: los padres o madres pretenden matar legalmente a sus hijos si estorban su proyecto de vida. Ya sabemos que Cronos se comía enteros a sus hijos por temor a que le impidieran precisamente ese proyecto. Pero no contaba Cronos con la astucia de su esposa Rhea, que escondió a Zeus, quien efectivamente acabó con el proyecto de vida de su glotón progenitor.

 

Hoy pretenden legitimar esa práctica. ¿Qué vendrá después? En el D.F. hay problemas peores que los de salud pública, como el agua, la tragedia diaria del tránsito y el transporte, la inseguridad, la miseria, o la implacable corrupción. Abundan los problemas reales que una legislatura irresponsable no atiende.

 

Claro que la salud es pésima pero no por mujeres abortantes sino por cosas previas más graves y numerosas como el sida o la drogadicción entre marginados a quienes dejan pudrirse o morirse en la calle donde duermen y defecan y donde producen embarazos abortables. Esa salud pública implicaría trabajo que no se ve ni produce titulares periodísticos.

 

El objetivo es la corrección política. La demagogia políticamente correcta, sin ofrecer solución a las mujeres (jamás “madres”) que quieran “interrumpir” (!!!) el embarazo, si lleva ciertos meses de gestación el “producto” (si acaso hablan de feto, jamás de bebito, mucho menos de hijo) porque cada mujer tiene derecho a disponer de “su cuerpo”.

 

De acuerdo. Si quieren disponer de su cuerpo córtense las uñas, sáquense las muelas o móchense un brazo; es su derecho. Pero ¿forman parte los/las abortistas del cuerpo de su madre, hoy? Yo tampoco; la mía me dio cobijo por 9 meses, igual que a ellas/os pero jamás fui parte de ella porque cada vida humana es diferente e independiente, aunque necesite gestarse en un cuerpo femenino. Si según el Código Civil el “producto” tiene capacidad de heredar, ¿de dónde viene que carece de derechos? Pero hombre, ¿a quién, en la asamblea del PRD, le importa el derecho ajeno?

 

Es el derecho ajeno a vivir una vida independiente que, en la concepción, ya tiene su propio ADN, genes, sexo, e inicia un proceso de crecimiento que continuará con el nacimiento y se acabará unos 18 años después (no hablo de alma o religión sino de ciencia).

 

Importa el derecho a que cada mujer pueda elegir; claro, es su derecho. Y a labrarse un proyecto de vida. Y buscar su desarrollo integral. Son derechos individuales, entre ellos el derecho a no embarazarse. Pero eso implica educación, acción preventiva, anticoncepción, atención a los marginados de la calle, y trabajo que no produce escándalos en las plazas ni explosiones de corrección política ni editoriales ni vestiduras rasgadas.

 

El gobierno del PRD no hace eso. No ha sido capaz de brindar condiciones higiénicas para los abortos legales conforme a la Ley Robles, ni se le ha ocurrido cómo evitar el daño inmenso que produce todo aborto, no sólo al “producto” sino a las que lo practican; y los duraderos traumas que sufren luego de “interrumpir” (léase terminar en definitiva; léase matar) una vida ajena inocente.

 

Jamás he sabido, tampoco, que los abortistas piensen en fomentar la adopción y facilitar los prohibitivos trámites, para salvar a niños no queridos. Nomás piensan en matarlos.

• Aborto

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus