MIÉRCOLES, 16 DE NOVIEMBRE DE 2005
Costo de oportunidad

¿Usted considera que la política debe estar por encima de la economía?
Sí, la política debe estar por encima de la economía
No, la economía debe estar por encima de la política
No, la economía debe estar al margen de la política
No sé



El punto sobre la i
“Mercado significa libertad para producir y libertad para consumir. Atacarlo es atacar la autonomía de la voluntad.”
Antonio Escohotado


Más artículos...
Erika Donjuán y Miguel A. Cervantes
• Rigidez laboral en México (II)

Manuel Suárez Mier
• Populismo expulsa expertos

Arturo Damm
• Desempleo

Luis Pazos
• Viacrucis en el IMSS

Arturo Damm
• Impuestos al vicio y a la obesidad

Ricardo Valenzuela
• El arte del libre comercio, estilo Trump

Rigoberto Stewart







“A lo largo de toda su vida, el ser humano se encontrará constantemente en la necesidad de elegir una de varias opciones. Cada una de ellas tendrá un costo: el de no poder elegir ninguna de las opciones desechadas.”


A lo largo de toda su vida, el ser humano se encontrará constantemente en la necesidad de elegir una de varias opciones. Cada una de ellas tendrá un costo: el de no poder elegir ninguna de las opciones desechadas. En economía, eso se llama costo de oportunidad (CdO), porque al elegir la opción A, el individuo pierde la oportunidad de elegir la B o la C. Decimos “en Economía” porque esta ciencia estudia el comportamiento humano en relación con la satisfacción de múltiples necesidades. De ahí que uno de los libros de economía más influyentes lleva por título La Acción Humana.

 

Ahora, el costo de oportunidad no sólo comprende costos monetarios; también abarca costos de tipo sicológicos o emocionales. Veamos algunos ejemplos. Para Álvaro, el CdO de casarse con Juana es el no poder casarse con María al mismo tiempo. Para Melico, el CdO de ir al estadio es el no poder ir al cine durante ese lapso de dos horas. Y para Marta, el CdO de estudiar Agronomía es el no poder estudiar Economía o el no tener hijos durante esos años.

 

Cuando el costo de oportunidad de una elección es más elevado que los beneficios, el individuo escogerá otra opción. Si para José, el costo de no poder ver una película X es más elevado que el beneficio de ir al estadio (en un momento determinado), él irá al cine. Para un individuo, el CdO de salir de fiesta con sus amigos un viernes puede ser un berrinche de su esposa. Si para él, el berrinche tiene un costo emocional mayor que la satisfacción de salir con sus amigos, se quedará en casa.

 

En varias columnas anteriores hemos discutido este costo sin identificarlo como tal. Por ejemplo, el costo de oportunidad de pasar todo un día en una fila, frente al estadio, para adquirir una entrada al concierto es el costo de no poder realizar otras actividades durante ese tiempo. Si para hacer la fila, Mario Pérez debe tomar un día de vacaciones sin goce de sueldo, el CdO sería el sueldo perdido. En ocasiones, podría ser la pérdida del empleo. Cuando es así, muchos no harían la fila; preferirían comprar el boleto a través del revendedor porque así les saldría más barato.

 

Retomemos el caso de la seguridad social. Para un empresario, el CdO de hacer una larga fila para obtener una cita médica en una clínica del Seguro Social tiene dos componentes: el valor del trabajo que dejaría de realizar durante ese lapso y el malestar de pasar tanto tiempo en una fila ─el valor de éste es el monto que él pagaría por no hacer la fila. Si la suma de los dos alcanza, digamos, $500 y el precio de una cita médica privada es de $50, el ejecutivo visitará al médico privado.

 

El CdO se expresa no sólo en términos de hacer una elección determinada, sino también en términos de no poder hacerla. Un típico ejemplo es el caso telefónico de la columna anterior. Si por no tener una línea telefónica durante cierto tiempo, Miguel pierde la oportunidad de realizar un negocio que le depararía una ganancia de $5,000, éste sería el CdO de no haber tenido una línea telefónica durante ese lapso.


 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus