MARTES, 15 DE MAYO DE 2007
Migración y gobierno local

¿Usted cree que es una buena idea que sean Pemex y la Secretaría de Energía quienes construyan una refinería?
No
No sé



“Si se viola una ley injusta lo único que se viola es esa ley, no algún derecho de alguien. Por el contrario, si se viola una ley justa se viola la ley y algún derecho de alguien.”
Othmar K. Amagi

Manuel Suárez Mier







“Es urgente que el gobierno federal de EU retome el tema con seriedad para prevenir lo que puede ser una fiera persecución de indocumentados por autoridades locales, y que puede llevar a actos violentos y graves injusticias.”


A pesar de que la política migratoria de los países se concibe y ejecuta por sus gobiernos nacionales, resulta cada vez más frecuente que autoridades estatales y locales adopten medidas en sus ámbitos de decisión con el fin de enfrentar las consecuencias del fenómeno migratorio.

 

En la población de Farmers Branch, Texas, suburbio de Dallas, se aprobó una medida que prohíbe a los dueños de casas habitación rentar a extranjeros ilegales, lo que los obliga a verificar sus documentos y determinar si son válidos.

 

La medida, adoptada por una amplia mayoría de votantes locales (68%), impone severas multas a los que renten a quienes no puedan demostrar que se encuentran lícitamente en Estados Unidos.

 

Medidas como esta han surgido como hongos (como los que cosechan nuestros paisanos), por todo el territorio de EU. En Hazelton, Pennsylvania, población de 30 mil habitantes, el concejo de la ciudad aprobó la propuesta del alcalde que incluye las siguientes ordenanzas:

 

1.      Quienes quieran rentar una propiedad tendrán que obtener un permiso para hacerlo que sólo se otorgará a residentes legales.

 

2.      Multas de hasta mil dólares a quienes renten a ilegales.

 

3.      Revocación de permisos a negocios que contraten a indocumentados.

 

4.      Excluir a empresas que los empleen de recibir contratos del gobierno municipal o de cualquier apoyo pecuniario, por un período de diez años.

 

Estas medidas draconianas fueron propuestas por el alcalde Louis Barletta, descendiente de inmigrantes italianos, que sin percatarse de la ironía de sus propuestas y su origen, declaró que su intención era “hacer que Hazelton se convierta en uno de los lugares más difíciles en EU para los ilegales.”

 

Disposiciones como estas han sido copiadas por comunidades tan distantes entre sí como Escondido, California, y Palm Bay, Florida. Como era de suponer, sin embargo, han sido cuestionadas como ilegales por grupos pro inmigrantes y es probable que el pleito legal se prolongue por meses o años.

 

Lo que es notable, en cualquier caso, es el apoyo enorme que medidas como las descritas concitan entre el público en general, a juzgar por las cartas que aluden al tema, como se puede apreciar en los cientos de ellas publicadas en el blog que aparece en la dirección http://www.seanfinkel.org/?p=52.

 

Cierta perspectiva histórica ayuda a entender que lo que está pasando ahora con los inmigrantes no es nada nuevo. A mediados del siglo XIX surgió en EU un movimiento conocido como Know Nothing (¿ignorantes completos?) que se opuso a la inmigración de católicos alemanes e irlandeses. Medio siglo después, el furor antimigratorio sería contra los italianos como los ancestros de Barletta.

 

Está por verse cómo termina esta historia al principio del siglo XXI, pero es urgente que el gobierno federal de EU retome el tema con seriedad para prevenir lo que puede ser una fiera persecución de indocumentados por autoridades locales, y que puede llevar a actos violentos y graves injusticias.

• Migración

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus