VIERNES, 8 DE JUNIO DE 2007
Ucrania: se evitó el desastre

La decisión de López Obrador de liberar al hijo del "Chapo" Guzmán recién capturado fue...
Un acierto
Un error
No sé



El punto sobre la i
“Todo gobierno, por supuesto, va contra la Libertad.”
H.L. Menken


Más artículos...
Roberto Salinas
• Populismo en América Latina

Arturo Damm
• Narcotráfico (III)

Arturo Damm
• Narcotráfico (II)

Víctor Hugo Becerra
• México: Del Estado fallido al Estado vencido

Arturo Damm
• Narcotráfico (I)

Manuel Suárez Mier
• Estancamiento sincrónico

Arturo Damm
• Riqueza


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Manuel Suárez Mier







“No he puesto hasta ahora el suficiente énfasis en los éxitos alcanzados por Ucrania que, literalmente, impidieron que ocurriera una debacle de magnitud cataclísmica.”


Un estimable lector me ha reconvenido amablemente haciéndome ver que mis comentarios sobre Ucrania dejan la impresión que no se ha hecho nada bien desde la caída del régimen comunista, y que la lectura de mis textos produce una pesimista visión sobre su futuro.

 

Al releerlos noté que, en efecto, he resaltado los obstáculos que enfrenta Ucrania para alcanzar un desarrollo político y económico pleno y consolidar un gobierno liberal y democrático que le permita obtener cabal y generalizado provecho de su economía de mercado.

 

No he puesto hasta ahora el suficiente énfasis en los éxitos alcanzados que, literalmente, impidieron que ocurriera una debacle de magnitud cataclísmica:

 

1.      Se evitó el holocausto nuclear. Hay que tener presente que en Ucrania se concentraba buena parte del arsenal nuclear de la Unión Soviética. Si bien desde el primer gobierno independiente de la nueva nación existió la clara intención de eliminarlo, prevalecía el peligro inminente que en el caos de la transición y ante la implosión económica y la inflación que se generaron, sobreviniera un activo comercio en equipos y científicos nucleares.

 

La oportuna intervención de las potencias occidentales permitió, primero, hacer un inventario de armas, materiales y expertos y, acto seguido, impedir que cayeran en manos de organizaciones o estados terroristas. El éxito en esta materia fue muy amplio, aunque al llegar al gobierno Víctor Yushenko en 2005 se descubrió que en la administración anterior se habían escamoteado a Irán y China 18 misiles KH-55 capaces de llevar bombas nucleares de 200 kilotones a una distancia de 3,200 kilómetros.

 

2.      Se impidió que hubiera una hambruna masiva. Los programas emprendidos por US-AID y el Banco Mundial, entre otras entidades, varios de los que dirigió mi colega y amigo Roger Vaughan, permitieron crear sistemas de pensiones, seguridad social y transferencias que impidieron que murieran de hambre millones de ucranianos. Ello se debió a que al desaparecer el estado soviético –el Ogro Filantrópico por excelencia de Octavio Paz- quedaron en el desamparo los jubilados, que vieron esfumarse sus pensiones con la inflación, y los nuevos desempleados a resultas del colapso del 60% de la economía ucraniana, muchos de ellos inempleables en la nueva economía.

 

Los éxitos anotados, que fueron de monumental importancia, no impidieron, sin embargo, que se generaran graves casos de tráfico ilícito. En las calles de Kiev se consiguen artículos de contrabando que van desde discos compactos y DVDs hasta armas ligeras y municiones.

 

El tráfico de seres humanos tiene una escala monumental. Aunque no existen estadísticas demográficas confiables, se dice que hasta un millón de mujeres ucranianas, en promedio de notable belleza, han sido “exportadas” a Europa occidental.

 

La gran pregunta que queda por responder es si estos y otros problemas de la era postsoviética se irán resolviendo gradualmente o si, por el contrario, se agravarán terminando en la anarquía y en uno o varios estados fallidos.

• Ucrania

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus