VIERNES, 7 DE MARZO DE 2008
¡No entiende de qué se trata!

¿Ud. está de acuerdo en que el gobierno mexicano regale 100 millones de dólares a gobiernos centroamericanos para frenar la inmigración?
No
No sé



“Incluso si la ausencia de gobierno realmente significara anarquía en un sentido negativo y desordenado, que está lejos de ser el caso, incluso entonces, ningún trastorno anárquico podría ser peor que la posición a la que el gobierno ha dirigido a la humanidad.”
Leon Tolstoy

Isaac Katz







“El Secretario de la Comisión de Economía de la Cámara de Diputados, Enrique Serrano Escobar declaró: “Estar pensando en una reforma que vaya en contra de las prácticas monopólicas únicamente desde la perspectiva del consumidor es una pobre visión”. Este señor definitivamente no entiende para qué lo contratamos ni por qué le pagamos.”


En la discusión que se ha dado en la Cámara de Diputados alrededor de la reforma la artículo 35 de la Ley Federal de Competencia Económica, misma que busca fortalecer la facultad de la Comisión Federal de Competencia Económica (CFC) para imponer mayores multas a las empresas que incurran en prácticas monopólicas, absolutas o relativas, el Secretario de la Comisión de Economía de esta Cámara, el diputado Enrique Serrano Escobar declaró, criticando al Presidente de la CFC (Periódico El Economista, jueves 6 de marzo de 2008, p. 27): “Estar pensando en una reforma que vaya en contra de las prácticas monopólicas únicamente desde la perspectiva del consumidor es una pobre visión”.

 

Con esta declaración queda claro que este diputado simplemente no entiende de qué se trata; no entiende cual es el trabajo para el que fue contratado por los ciudadanos y por el cuál, nosotros los contribuyentes, le pagamos su exorbitante salario. Este diputado, como todos los demás integrantes del gobierno mexicano, son nuestros empleados. Nosotros los contratamos y le pagamos con nuestros impuestos para que cuiden de nuestros intereses y su labor se traduzca en una mejora en nuestro bienestar, en el bienestar de todos los mexicanos. En el caso de los legisladores federales su labor es elaborar leyes que, en el ámbito económico, tengan solamente los siguientes objetivos: definir eficientemente los derechos privados de propiedad, garantizar la igualdad de oportunidades y promover que los mercados, todos ellos, operen en un contexto de competencia. En suma, la labor de los diputados y senadores es legislar pensando únicamente en el bienestar de los consumidores.

 

El diputado no entiende que, independientemente de cual sea nuestra fuente de ingresos todos somos, hasta él, consumidores. No entiende que nuestro bienestar se maximiza cuando podemos elegir libremente qué bienes queremos consumir y a quiénes se los vamos a comprar. No entiende que la única forma de efectivamente ser libres para elegir es si los mercados operan en competencia. No entiende que su trabajo no es elaborar leyes para proteger a las pequeñas y medianas empresas fomentando su ineficiencia e ineficacia. El diputado no entiende que le pagamos para que proteja el interés de los consumidores y no el interés de algunas empresas o grupos.

 

El diputado no entiende que la razón de por qué México es un país subdesarrollado, con altos índices de pobreza y, sobretodo, una notoria inequidad en la distribución de la riqueza y del ingreso es, precisamente, que a la hora de elaborar las leyes, los legisladores pensaron en cómo favorecer a determinados grupos de interés y se olvidaron de legislar a favor de los consumidores. Los legisladores pensaron en cómo proteger a las empresas y cómo darles privilegios y en el camino sacrificaron a los consumidores. El diputado no entiende que con esa forma de pensar y de analizar la problemática de las prácticas monopólicas en México, lo que hace es seguir sacrificando el bienestar de nosotros los consumidores, nosotros sus empleadores.

 

El diputado no entiende de qué se trata.

• Competencia

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus