Pesos y contrapesos
Nov 27, 2008
Arturo Damm

Crecimiento: Las dos versiones

La mejor noticia es que durante el tercer trimestre del año la producción de bienes y servicios creció más que durante el segundo trimestre, habiendo alcanzado la mayor tasa de crecimiento en lo que va del 2008, lo cual, tomando en cuenta desde la crisis de la economía estadounidense hasta el deficiente marco institucional de la economía mexicana, no está mal, lo cual no quiere decir que 2008 no vaya a ser, comparado con 2007, un año de menor crecimiento.

La mayoría de los medios comunicó que, durante el tercer trimestre del año, la producción de bienes y servicios registró un crecimiento, en términos anuales, comparando los resultados del tercer trimestre de 2008 con los del tercer trimestre del 2007, de 1.6 por ciento, menor al 2.7 por ciento registrado en el segundo trimestre.

 

Desde esta perspectiva la buena noticia es que, pese a todo, comenzando por la crisis de la economía estadounidense y terminando por el deficiente marco institucional de la economía mexicana, entre julio y septiembre la producción de bienes y servicios creció a una tasa del 1.6 por ciento. La mala noticia es que, si bien creció, lo hizo a una tasa menor que la registrada durante el segundo trimestre (1.6 contra 2.7), todo ello comparando los resultados del tercer trimestre de 2008 con los del tercer trimestre de 2007, comparación que es la más usada, pero no la única, y ni siquiera la mejor.

 

¿Cuáles fueron los resultados, en materia de producción, si en vez de comparar el tercer trimestre de 2008 con el tercero de 2007, lo comparamos con el trimestre anterior, el segundo de 2008? El resultado es que la producción de bienes y servicios creció 0.63 por ciento, ¡superior al 0.21 que se registró a lo largo del segundo trimestre, que a su vez fue superior al menos 0.21 por ciento que se registró durante el primer trimestre!, todo lo cual son buenas noticias.

 

Así las cosas, en materia de crecimiento las noticias son dos. Si comparamos la producción del tercer trimestre del 2008 con la del mismo trimestre del año anterior, la noticia es: “¡Caída en la tasa de crecimiento de la producción!” Por el contrario, si comparamos la producción del tercer trimestre del 2008 con la del trimestre anterior, la noticia es: “¡Aumento en la tasa de crecimiento de la producción!” ¿Cuál de las dos noticias es la verdadera? Ambas: la primera comparando el tercer trimestre de 2008 con el mismo trimestre del año anterior, y la segundo comparándolo con el trimestre anterior. Ambas son verdaderas, por lo que la pregunta que queda por responder es, ¿cuál de las dos maneras de medir el crecimiento de la producción refleja mejor lo que está sucediendo en la economía?

 

Si lo que queremos es saber cuál fue el desempeño de la producción durante el tercer trimestre del año, lo que hay que hacer es comparar la producción de ese periodo con el periodo más cercano en el tiempo, que en este caso es el segundo trimestre, siendo así que el tercer trimestre registró un mayor crecimiento en la producción (0.63 por ciento) que el segundo (0.21 por ciento). Pongo un ejemplo: si durante el primer trimestre la producción fue de 100.00 pesos, a lo largo del segundo fue de 100.21 y durante el tercero alcanzó 100.84. ¿Cuánto creció en el segundo trimestre? 0.21 por ciento. ¿Cuánto en el tercero? 0.63 por ciento.

 

La mejor noticia es que durante el tercer trimestre del año la producción de bienes y servicios creció más que durante el segundo trimestre, habiendo alcanzado la mayor tasa de crecimiento en lo que va del 2008, lo cual, tomando en cuenta desde la crisis de la economía estadounidense hasta el deficiente marco institucional de la economía mexicana, no está mal, lo cual no quiere decir que 2008 no vaya a ser, comparado con 2007, un año de menor crecimiento. Lo único que quiere decir es que el tercer trimestre resultó mejor que el segundo. Nada más, pero tampoco nada menos.



Comments powered by Disqus
El punto sobre la i

Donde hay una necesidad nace un derecho.

Axel Kiciloff
Entrar
Encuesta de la semana
En los primeros 6 meses del año las pérdidas de Pemex ascendieron a 606 mil 587 millones de pesos y no parece que el escenario mejore en lo que resta del año debido a la menor demanda de combustibles provocada por la emergencia sanitaria global, a mediano plazo por la excesiva deuda que carga y a largo plazo por la menor dependencia de combustibles fósiles. Dado lo anterior, ¿qué se debe hacer con la empresa paraestatal?
Artículos recientes...
Rodrigo Hernández
• ¿Es México capitalista?
Arturo Damm
• Cuestión de lógica
Manuel Suárez Mier
• Cabildeo en Washington en 2020
Arturo Damm
• PIB
Ricardo Valenzuela
• ¿Quién es realmente Donald Trump?
Arturo Damm
• Estado comatoso