MARTES, 29 DE SEPTIEMBRE DE 2009
Lo malo de "Oportunidades": ¿que sí funciona?

¿Usted considera que la renuncia de Evo Morales a la presidencia de Bolivia es un golpe de estado?
No
No sé



El punto sobre la i
“El socialismo es moralmente incorrecto, políticamente autoritario y económicamente imposible.”
Enrique Ghersi


Más artículos...
Arturo Damm
• Reloj legislativo, artimaña

Víctor Hugo Becerra
• Bolivia: Cinco lecciones para México y América Latina

Arturo Damm
• El mundo laboral

Manuel Suárez Mier
• EU, ¿país poco competitivo?

Arturo Damm
• Nueva baja en la tasa de interés

Luis Pazos
• Y el "Principio de no intervención"

Arturo Damm
• Pragmatismo


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Ricardo Medina







“"Los recursos contra la pobreza han provocado que los migrantes hacia Estados Unidos partan con un nivel de escolaridad más elevado"”


El anterior es el primer párrafo de una nota que publica el diario "Reforma" en su primera plana, firmada por Daniela Rea.


Lo que afirma ese párrafo ¿es bueno o es malo? A mí me parece claro que si ése es el resultado del programa "Oportunidades" el programa es muy eficiente para abatir la pobreza. ¿Es mejor o es peor buscar trabajo en Estados Unidos con una mayor calificación laboral?


Sin embargo, habrá quienes infieran que el programa "no sirve" porque los beneficiarios -ex becarios del programa Oportunidades- se van a Estados Unidos, en lugar de quedarse en México para ser choferes de microbús, madrinas de la policía judicial o diputados con fuero.


También dice la nota: "en Oaxaca y Chiapas al menos la mitad de los ex becarios ya no vive en su lugar de origen". Otra vez: Eso, ¿es bueno o es malo? A mí me parece bueno. Pero habrá quien lamente que esos ex becarios no se hayan quedado en Oaxaca para engrosar las filas de la APPO o para seguirse sumando a la población marginada, lo que permitiría que el gobierno de ese estado reciba más recursos federales "porque se trata de una de las entidades federativas con mayor porcentaje de población en pobreza extrema". Si se van, ¿qué pobres vamos a presumir al negociar las participaciones federales?


Y esta otra ¿atrocidad? que causa el programa "Oportunidades": "La evaluación, sin embargo, detalla que quienes emigran a Estados Unidos postergan unos años su salida por su permanencia más prolongada en la escuela". (Omitamos la impertinencia del "sin embargo" que debería ser un "además"). ¿Que los becarios de Oportunidades estudien más años es malo?


Todo eso me hace recordar lo que respondió un indígena en Chiapas cuando le anunciaron que sus hijos recibirían educación bilingüe: "¡Qué bueno, porque así, al saber inglés, podrán irse a Cancún a trabajar en un hotel!". De inmediato, los bondadosos burócratas dedicados a "salvar a los pobres indígenas" lo sacaron de su error: No, la educación bilingüe sería en tzotzil y en español.


Traducción políticamente correcta: En lugar de darle el dinero al programa "Oportunidades" hay que dárselo al Instituto de Lenguas Indígenas (o como se llame) que tiene unas bonitas oficinas en el sur de la ciudad de México.

• Periodismo barato

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus