LUNES, 8 DE MARZO DE 2010
Economía fallida: el siglo XXI

¿Usted cree que es buen momento para realizar inversiones en México?
No
No sé



El punto sobre la i
“Si del derecho a la vida se desprende el derecho a defenderla, del derecho a defenderla, ¿no se desprende el derecho a la portación de armas?”
Félix de Jesús


Más artículos...
Manuel Suárez Mier
• Propaganda, censura y autocracia

Arturo Damm
• Progreso social, ¿hacia dónde?

Luis Pazos
• Pemex: ideologías contra aritmética

Arturo Damm
• Afirmaciones falaces

Ricardo Valenzuela
• Unión de Estados Americanos Socialistas (II)

Arturo Damm
• ¿Otra tenencia?

Víctor Hugo Becerra
• El gobierno de López Obrador, un fracaso


Pulsaciones...
• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Arturo Damm







“He venido analizando la evolución general de la economía mexicana en las últimas cuatro décadas, habiendo llegado a la conclusión de que, en ese tiempo, la mexicana ha sido una economía fallida...”


He venido analizando la evolución general de la economía mexicana en las últimas cuatro décadas, habiendo llegado a la conclusión de que, en ese tiempo, la mexicana ha sido una economía fallida, primero, de 1971 a 1982, por la inflación; segundo, de 1983 a 1988, por la inflación combinada con el estancamiento en la producción y el ingreso; tercero, de 1989 a 2009, por la inflación combinada con crecimiento bajo de la producción y el ingreso.

 

¿Qué tienen en común estas tres etapas en la historia reciente de la economía mexicana? Que la inflación ha sido mayor que el crecimiento de la producción y el ingreso, clara muestra de una economía fallida, desde el momento en el cual la primera condición del progreso económico es que el crecimiento de la producción y el ingreso sea mayor que la inflación, algo que en la economía mexicana sucedió por última vez durante el desarrollo estabilizador (1958 a 1970), época en la cual, en promedio anual, la producción y el ingreso crecieron al 6.7 por ciento y la inflación al 2.8, habiéndose cumplido la primera condición del progreso económico: crecimiento mayor que inflación.

 

¿Qué sucedió entre 1971 y 2009? Que, en promedio anual, el crecimiento de la producción y el ingreso fue del 3.3 por ciento y el de la inflación del 27.7, habiéndose violado la primera condición del progreso económico.

 

¿Qué pasó, considerando un período de tiempo menor, entre 2001 y 2009? Que el crecimiento promedio anual de la producción y el ingreso fue del 1. 3 por ciento al tiempo que la inflación, también en promedio anual, fue del 4.5 por ciento, ¡tres veces mayor!

 

¿Cuál será el resultado, suponiendo que este año la producción y el ingreso crezcan 3.9 por ciento, y la inflación resulte de 5.2 puntos porcentuales (según los resultados de la última encuesta sobre las expectativas de los especialistas en economía del sector privado, que mes tras mes levanta y publica el Banco de México), para la primera década del siglo XXI? En promedio anual un crecimiento de la producción y el ingreso del 1.7 por ciento combinada con una inflación de 4.6 puntos porcentuales.

 

¿Qué se requiere para corregir esta situación? En primer lugar cambiar el marco institucional (reglas del juego) del Banco de México, para obligar a las autoridades  monetarias, no a mantener a raya a la inflación, sino a eliminarla. (Lo ideal sería eliminar al banco central). En segundo término, apuntalar la competitividad del país, definida como la capacidad de la nación para atraer, retener y multiplicar inversiones, de las cuales depende el crecimiento de la producción y el ingreso. Por último, apuntalar la competitividad de las empresas, definida como su capacidad para producir a menor costo y con mayor calidad que la competencia, para lo cual hay que abrir todos los sectores de la actividad productora, y todos los mercados, de todos los bienes y servicios, a todo aquel, nacional o extranjero, que quiera participar, todo lo cual, hasta ahora, ha resultado imposible.

 

• Inflación / Política monetaria • Problemas económicos de México

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus