JUEVES, 25 DE MARZO DE 2010
Cuba y Honduras, contradicciones de la izquierda

¿Usted considera que la política debe estar por encima de la economía?
Sí, la política debe estar por encima de la economía
No, la economía debe estar por encima de la política
No, la economía debe estar al margen de la política
No sé



El punto sobre la i
“Trato de tomar los mejores elementos de la justicia social y de la libertad económica. Lo que exploro es la posibilidad de una tercera constelación, más alta que las otras dos, moralmente mejor. Libertad económica, sí; justicia social, sí.”
John Tomasi


Más artículos...
Manuel Suárez Mier
• ¿Responsabilidad social?

Arturo Damm
• IED, preocupante

Luis Pazos
• Más impuestos menos crecimiento ¡lógico!

Arturo Damm
• Desaceleración, más muestras

Ricardo Valenzuela
• ¿Quiénes controlan los gobiernos? (I)

Isaac Katz
• ¿Qué falló? (I)

Luis Pazos







“En Cuba hay más de 300 presos políticos, según la Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional. Hace cincuenta y un años que no hay verdaderas elecciones en esa isla. Los hermanos Castro controlan el gobierno, el partido, la economía y son de hecho dueños de las principales empresas cubanas. A esa situación pocos políticos se atreven a llamarle por su nombre: dictadura. ”


El embajador cubano en México amenazó a los senadores mexicanos de que si realizaban un pronunciamiento sobre la muerte  de un preso político en la isla y la represión a los familiares de 75 presos políticos, su gobierno consideraría dicho pronunciamiento como una injerencia en los asuntos internos de Cuba. Según el gobierno de Castro ningún gobierno tiene derecho a opinar sobre la violación de los derechos humanos y prácticas antidemocráticas en la isla, aunque ellos si lo hagan en otros países.

 

Cuando un protegido del comandante Chávez violó la Constitución en Honduras, el gobierno cubano fue de los primeros en entrometerse en lo que ellos consideran asuntos internos de un país. La incongruencia no es sólo del gobierno socialista cubano, también de los gobiernos venezolano, brasileño, ecuatoriano, boliviano, argentino y nicaragüense y otros más que embaucados por el Secretario General de la OEA, quien fungió como el operador político de Chávez en ese asunto, arguyeron prácticas antidemocráticas de los Poderes Judicial y Legislativo de Honduras por cesar de sus funciones a un Presidente que apoyado por Chávez, quería perpetuarse en el poder, violando la Constitución.

 

¿Por qué el Secretario General de la OEA, José Miguel Inzulza, abanderado de la democracia en el caso hondureño, ahora calla ante el caso cubano?

 

En Cuba hay más de 300 presos políticos, según la Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional. Hace cincuenta y un años que no hay verdaderas elecciones  en esa isla. Los hermanos Castro controlan el gobierno, el partido, la economía y son de hecho dueños de las principales empresas cubanas. A esa situación pocos políticos se atreven a llamarle por su nombre: dictadura.

    

Muchos intelectuales y ONG’s de izquierda, que se presentan como salvaguardas de las libertades y de los derechos humanos, con su silencio ante lo que acontece en Cuba, se convierten en alcahuetes de una de las dictaduras más viejas del mundo, responsable de miles de muertes y de la miseria de varias generaciones de  cubanos. 

 

• Cuba • Honduras

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus