VIERNES, 4 DE JUNIO DE 2010
Libertad económica: Mal y empeorando

¿Usted considera que la política debe estar por encima de la economía?
Sí, la política debe estar por encima de la economía
No, la economía debe estar por encima de la política
No, la economía debe estar al margen de la política
No sé



El punto sobre la i
“Mercado significa libertad para producir y libertad para consumir. Atacarlo es atacar la autonomía de la voluntad.”
Antonio Escohotado


Más artículos...
Víctor Hugo Becerra
• Amando a tu verdugo

Arturo Damm
• ¿Opinan de más?

Santos Mercado
• El capitalismo lo inventaron las mujeres

Arturo Damm
• Tasa a la baja

Erika Donjuán y Miguel A. Cervantes
• Rigidez laboral en México (II)

Manuel Suárez Mier
• Populismo expulsa expertos

Arturo Damm







“Alguien podrá preguntarse si realmente, en materia de libertad económica, en México estamos tan mal. ¿Lo estamos o el reporte del Fraser Institute exagera las cosas? ”


Untitled Document

El último reporte Libertad económica en el mundo, elaborado por el Fraser Institute, con sede en Canadá, muestra de qué tanta libertad económica gozan los habitantes de 141 naciones, todo ello a partir de 42 variables, agrupadas en cuatro grandes grupos: tamaño del gobierno; estructura legal y seguridad de los derechos de propiedad; acceso a dinero sano y fuerte; libertad en materia de comercio internacional; regulación del crédito, el trabajo y los negocios, todo ello con datos para el año 2007.

Tal y como es costumbre, cada vez que se dan a conocer estos estudios, las noticias para México son malas, en primer lugar porque, entre 141 países, ocupa el lugar 67 y, en segundo término, porque su calificación es de 6.8. La buena noticia es que, en materia de posición, estamos lejos de los últimos lugares; la mala es que igualmente lejos nos encontramos de los primeros. En lo que a la calificación respecta la buena nueva es que aprobamos; la mala es que lo hicimos de panzazo. Resumiendo: mediocridad.

El problema no se limita a que, en materia tan importante para el progreso económico, como lo es la liberad económica, que es la libertad para trabajar y emprender, invertir y producir, distribuir e intercambiar, consumir y ahorrar, la situación de México sea mediocre, y no se limita a ello porque, a partir de la mentada mediocridad, en los últimos años hemos empeorado. En 2005 ocupamos el lugar 59, en 2006 el 63, y en 2007 alcanzamos la posición 67, razón por la cual nos desplazamos de la mediocridad, no hacia una posición cada vez mejor, sino hacia un lugar cada vez peor, con todo lo que ello implica en términos de contar con todas las condiciones necesarias del progreso económico, que se sintetizan en dos, libertad individual y propiedad privada, con todo lo que este binomio supone, desde estabilidad de precios hasta competencia en todos los mercados.

Alguien podrá preguntarse si realmente, en materia de libertad económica, en México estamos tan mal. ¿Lo estamos o el reporte del Fraser Institute exagera las cosas? Para iniciar la respuesta hagámonos la siguiente pregunta: ¿cuánta libertad tenemos los consumidores mexicanos de energía eléctrica y gasolina para elegir proveedor? Ninguna, limitándose en ambos casos la libertad a la libertad de decidir si compramos, o no compramos, gasolina y electricidad, sin llegar a ser libertad de elección, ya que, hecha la decisión a favor de la compra, la única opción en materia de gasolina es Petróleos Mexicanos, de la misma manera que la única opción, en lo que a la electricidad toca, es la Comisión Federal de Electricidad. ¿Libertad de elección? ¡Sí, cómo no!

Se puede alegar que los datos son del 2007, y que de entonces a la fecha las cosas pudieron haber mejorado, de tal manera que hoy la situación de México, en materia de libertad económica, pudiera ser mejor que entonces. Usted lector, ¿recuerda una sola medida, tomada del 2007 a la fecha, para apuntalar la libertad individual? Yo no.

• Libertad económica

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus