Foro libre
Feb 4, 2011
Edgar Piña

¿Son sustentables y competitivas las actividades primarias del estado de Sonora? (III)

A la luz de los argumentos esbozados respecto de si la agricultura y la ganadería sonorenses son competitivas y sustentables, se puede concluir que no lo son y que hace mucho tiempo llegó el momento de replantear con seriedad, responsabilidad y sentido de trascendencia, las políticas públicas que faciliten a la economía sonorense, aprovechar su potencial humano, natural, tecnológico y financiero, para colocarse en el mapa mundial de la competitividad y el desarrollo.

III. La ganadería sonorense

La ganadería bovina de Sonora, por su parte, se asienta principalmente en la parte oriental del estado, en un paisaje que va del sahuaral y el mezquital en su extremo occidental hasta el bosque de encinos y coníferas en los limites con Chihuahua.

Es en este entorno donde se capta la mayor parte de los escurrimientos pluviales que se recolectan en las presas del estado y que riegan los miles de hectáreas agrícolas de la costa, al mismo tiempo que sostiene una ganadería extensiva --lenta pero segura depredadora de la vegetación nativa--, y que a duras penas produce becerros para la exportación, mientras que en las carnicerías y supermercados se expenden cortes de importación con el valor agregado que los sonorenses no le queremos dar.

El esquema de producción bovina en Sonora, se basa en ranchos ganaderos localizados en la región serrana del territorio, con extensiones enormes que con el paso de los años se han venido fraccionando en razón del crecimiento de las familias propietarias de los terrenos.

En el subsector de la ganadería bovina de Sonora, se presentan algunas características dignas de mencionar.

  • Al estar centrados los objetivos productivos preponderantes de la ganadería sonorense en la producción de becerros para la exportación, se ha descuidado la construcción de la infraestructura de engorda y distribución de productos cárnicos, limitándose la actividad a la explotación de pastos y agostaderos, más allá de los límites de su propia sustentabilidad, en razón de la presión que ejerce un creciente hato ganadero propiedad de un número en expansión de propietarios sobre superficies cada vez más insuficientes.
  • Síntoma del agotamiento de esta forma de explotación ganadera con baja densidad de inversión productiva, es la circunstancia frecuente de familias en litigio o en procesos legales de subdivisión de ranchos que se ha venido presentando en Sonora desde hace algunas décadas.
  • Si bien la emergencia de negocios funcionando en la modalidad de ranchos cinegéticos, ecológicos y turísticos, ha significado interesantes opciones de valor agregado al recurso natural, esta alternativa económica no ha sido suficiente y en cierta forma comparte con el sector turístico y de servicios de Sonora, las limitaciones de una oferta onerosa y con un largo camino por recorrer en la búsqueda de la excelencia y la competitividad a nivel internacional.

 Conclusión

A la luz de los argumentos esbozados respecto de si la agricultura y la ganadería sonorenses son competitivas y sustentables, se puede concluir que --salvo demostraciones en contrario que estaríamos dispuestos a considerar--, no lo son y que hace mucho tiempo llegó el momento de replantear con seriedad, responsabilidad y sentido de trascendencia, las políticas públicas que faciliten a la economía sonorense, aprovechar su potencial humano, natural, tecnológico y financiero, para colocarse en el mapa mundial de la competitividad y el desarrollo.

El factor crítico, como ya se explicó, en las actividades productivas primarias, es el agua. En el pasado, cuando las concentraciones urbanas eran pequeñas y el resto de las actividades productivas limitadas, la presión sobre el recurso hídrico era insignificante, pero cuando se detona el crecimiento de las ciudades y la expansión de la maquiladora y otras actividades invade a prácticamente todo el estado, el agua se convierte en motivo de conflicto y división.

El enfrentamiento y la enemistad entre los sonorenses no parece ser lo más recomendable bajo ninguna condición y es claro que al final de la primera década del siglo XXI, el camino indicado es el del cambio de modelos productivos, la modernización de la infraestructura y la proyección de la economía hacia estándares mundiales de competitividad y sustentabilidad.

Las políticas públicas que lleven a ello son responsabilidad prioritaria de la actual generación y el hecho de no entenderlo así supone la preservación de un mito que ya perdió su validez --si es que en algún tiempo tuvo alguna--, al mismo tiempo que se omite aprovechar las oportunidades que hoy en día ofrecen la globalidad y la revolución tecnológica que vivimos.



Comments powered by Disqus
El punto sobre la i

Los dos enemigos del pueblo son los criminales y el gobierno. Atemos al segundo con las cadenas de la Constitución para que no se convierta en la versión legalizada del primero.

Thomas Jefferson
Entrar
Encuesta de la semana
Simpatizantes de FRENAAA comenzaron un plantón en la CDMX pidiendo la renuncia de López Obrador. Ricardo Anaya anunció su regreso a la vida pública. Margarita Zavala impugnó la decisión del INE de no darle el registro como partido político a “México Libre”. ¿Qué tipo de oposición se requiere si se desea quitar a Morena la mayoría en el Congreso?
Artículos recientes...
Ricardo Valenzuela
• El gran engaño del mundo
Manuel Suárez Mier
• Suprema Corte y elecciones en EU
Arturo Damm
• Estado de chueco
Asael Polo Hernández
• La necesidad de las quiebras empresariales
Arturo Damm
• Ahorro
Arturo Damm
• Del gasto gubernamental