LUNES, 19 DE SEPTIEMBRE DE 2011
Andrej Bajuk, campeón de la economía de mercado

¿Usted cree que la economía mexicana entrará en recesión en los próximos meses?
No
No sé



“Incluso si la ausencia de gobierno realmente significara anarquía en un sentido negativo y desordenado, que está lejos de ser el caso, incluso entonces, ningún trastorno anárquico podría ser peor que la posición a la que el gobierno ha dirigido a la humanidad.”
Leon Tolstoy

Dayi Sedano







“En memoria del economista esloveno–argentino, que será recordado por su exitoso legado de reformas que revolucionó el panorama de Europa del Este.”


El pasado 16 de agosto, a los 68 años de edad falleció Andrej Bajuk, campeón indiscutido de la economía de mercado.

Bajuk, nació en el año 1943 en Liubliana, Yugoslavia, en ese entonces ocupada por los nazis. Ante la llegada del régimen comunista, en 1945 sus padres decidieron escapar primero a Austria, donde permanecieron en campos para refugiados, siendo trasladados tres años después a la ciudad de Mendoza en Argentina. Allí Bajuk creció, se graduó de Economista en la Universidad Nacional de Cuyo y formó una familia. Estudió su maestría en economía en un programa de la prestigiosa Universidad de Chicago y se doctoró en Economía y Finanzas en la Universidad de California, Berkeley. Luego regresó a Mendoza, donde se convirtió en profesor universitario hasta 1976, año en que se mudó a Washington DC para ocupar altos cargos en el Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo. A partir de septiembre de 1994 fue representante del BID en la ciudad europea de París.

Tras el estrepitoso fracaso del comunismo y la caída de la cortina de hierro, Eslovenia se convirtió en uno de los cinco países independientes en los que se dividió Yugoslavia en 1991. Comprendiendo la enorme gama de oportunidades que la democracia y las libertades restauradas traerían a Eslovenia, Bajuk, argentino por crianza, pero esloveno de nacimiento y corazón, decidió participar activamente en la política de su país natal. De mayo a noviembre del 2000, llegó a convertirse en Primer Ministro del país balcánico. Su corta trayectoria por el gobierno fue ampliamente percibida como exitosa, pese a que en julio de 2000, Bajuk se retiró del Partido Popular Esloveno, para fundar, él y sus seguidores, un nuevo partido político de raíces demócrata cristianas llamado Nueva Eslovenia (Nova Slovenija, N. Si).

Las contribuciones de Bajuk cambiarían para siempre el panorama de Eslovenia y sus ideas se convertirían en las claves del destacado éxito económico del 2004, año en que fue nombrado Ministro de Finanzas. En ese mismo año, Eslovenia se convirtió en miembro de la Unión Europea, lo que implicó una serie de retos a cumplir antes del 2007. Los criterios de convergencia, o criterios de Maastricht, eran los requisitos que debía cumplir el país para participar en el Eurosistema (adaptación del ordenamiento jurídico a los objetivos y principios europeos) y ser admitidos dentro de la Eurozona (estabilidad de precios, estabilidad de las finanzas gubernamentales medidas por déficit presupuestario y la deuda pública, tipos de cambio y tasas de interés a largo plazo); tareas que en gran parte asumió Bajuk desde su cargo.

Desde su desempeño como Primer Ministro, su propósito fue estimular al sector empresarial, aumentar la confianza inversionista en el país, eliminar los obstáculos administrativos, mejorar el ambiente de negocios y disminuir el grado de participación del gobierno en la economía de Eslovenia.  Como Ministro de Finanzas, en coordinación con otros agentes económicos, afrontó el reemplazo de la moneda eslovena (tólar) por el euro; y logró alivianar la presión de las finanzas públicas con políticas exitosas tales como la generación de un sistema fiscal simplificado, la reforma a las pensiones de acuerdo al panorama demográfico de la población del país, la reducción de impuestos a las ganancias, y otras importantes reformas al Código Tributario.

Su constante apoyo a la iniciativa privada, le representó al país un sector bancario conformado por una red de bancos fuertes que dieron respuesta a las necesidades de las PyMes y los nuevos emprendimientos. La revista “The Banker” proclamó a Bajuk en 2005, el “ministro de Finanzas europeo del año”.

En palabras de Jon Perdue, Director del Programa para America Latina de The Fund for American Studies (TFAS) en Washington DC: “Andrej Bajuk fue un autentico campeón latinoamericano de la economía de mercado, que implementó verdaderos y grandes aportes en la vida de la gente común”.

Estadísticamente, logró bajar gradual y sosteniblemente la inflación, controlar el gasto público, mantener la deuda pública por debajo del 30% del PIB, y aumentar los niveles de crecimiento. Tras 4 años en su cargo, la economía eslovena incrementó el ritmo de crecimiento registrando el 4,3 % en 2004 y 2005, el 5,9 % en 2006 y el 6,8 % en 2007. En los primeros tres trimestres del 2008, la economía se expandió a un ritmo anual del 5%.

Así, con un corto recuento de su vida, le damos la despedida a un gran maestro. De acuerdo con Eneas Biglione, Director Ejecutivo del Hispanic American Center for Economic Research (HACER) en Washington DC: “Hoy en día, que Argentina enfrenta un envilecimiento institucional y cultural sin precedentes, estudiar las reformas que el Dr. Andrej Bajuk – argentino por adopción – instauró con tanto éxito en Eslovenia, resulta de fundamental importancia en el debate por las ideas”.

En memoria del Dr. Bajuk, el economista, el esloveno–argentino, el mismo que será recordado por su exitoso legado de reformas que revolucionó el panorama de Europa del Este.

*Artículo cortesía de HACER para Asuntos Capitales

• Liberalismo

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus