Pesos y contrapesos
Ene 4, 2012
Arturo Damm

Empleos formales y tasa de desempleo

La buena noticia es que en 2011 se crearon nuevos empleos en el sector formal de la economía, y que se crearon a una tasa mayor a la de 2010. La mala noticia es que esa creación de nuevos empleos no fue suficiente para reducir significativamente la tasa de desempleo abierto.

El presidente Felipe Calderón informó, el pasado lunes, y lo cito textualmente, que “en 2011 se generaron 590,797 empleos formales netos, ya restadas las bajas y liquidaciones”, cifra que no concuerda con los datos oficiales proporcionados por la Secretaría de Trabajo y Previsión Social en su página de Internet, en concreto en: http://www.stps.gob.mx/bp/secciones/conoce/areas_atencion/areas_atencion/web/302_0065.xls. Vamos por partes.

Según la información de la STPS terminamos el 2010, de acuerdo al número de trabajadores asegurados en el IMSS, con 14 millones 738 mil 783 empleos en el sector formal de la economía (cifra que es, obviamente, neta). Según la misma información, cerramos el 2011 con 15 millones 350 mil 335 empleos formales, lo cual dio como resultado un incremento de 611 mil 552 puestos de trabajo, aumento equivalente al 4.1 por ciento, todo ello comparando la cifra de diciembre de 2011 con la de diciembre de 2010.

Si de comparar la cifra de diciembre de 2011, con la de diciembre de 2010, pasamos a comparar el promedio aritmético de los doce meses del 2011, con el de los doce meses del 2010, tenemos lo siguiente: en 2010 se generaron, en el sector formal de la economía, netos, 14 millones 524 mil 448 nuevos empleos; en 2011 la cifra fue 15 millones 153 mil 643, lo cual dio como resultado un aumento de 622 mil 552 puestos de trabajo, incremento que equivale al 4.3 por ciento.

Al margen de las cifras la buena noticia es que en 2011 se crearon nuevos empleos en el sector formal de la economía, y que se crearon (comparando el promedio aritmético) a una tasa mayor (4.3 por ciento) en comparación con la de 2010 (3.8 por ciento). La mala noticia es que esa creación de nuevos empleos no fue suficiente para reducir significativamente la tasa de desempleo abierto, tal y como lo muestran las siguientes cifras, correspondientes al mes de noviembre (último para el cual tenemos información): 2009, 5.26 por ciento; 2010, 5.28; 2011, 4.97 puntos porcentuales.

Lo importante, a la hora de calificar el tema del empleo, no es la cantidad de puestos de trabajo que se crean, sino el comportamiento de la tasa de desempleo abierto, misma que no ha recuperado el nivel que tenía entes del inicio de la recesión, en el tercer trimestre de 2008, y que fue de 4.2 por ciento, frente de la economía en el cual la recuperación sigue pendiente, sobre todo si por recuperación entendemos, tal y como debe entenderse, volver a estar como estábamos antes de la recesión.

Por lo pronto sí se están creando empleos en el sector formal de la economía, pero estos han resultado insuficientes para recuperar el nivel de desempleo que teníamos antes de la recesión del 2009, y buena parte de la culpa la tienen las pésimas (desde injustas hasta ineficaces) reglas del juego en materia laboral, comenzando por la Ley Federal del Trabajo, que ya desde su artículo dos comienza con (¿cómo llamarlas?) las tonterías, como veremos en los próximos Pesos y Contrapesos.



Comments powered by Disqus
El punto sobre la i

Si le sacas $5000 a un tipo que trabaja y les das $1000 a cinco tipos que no trabajan, pierdes un voto pero ganas cinco. En el neto ganas cuatro. Ésta es la esfera piramidal más grande de la historia: se llama socialismo. Los que reciben planes no deberían tener derecho a votar.

Miguel Ángel Boggiano
Entrar
Encuesta de la semana
Durante el 1T de 2020 el PIB se contrajo -2.2 % en comparación anual y -1.2% vs trimestre anterior, esto antes de la crisis por el COVID-19. Con esto son 4 trimestres consecutivos con caída, ¿cuándo volveremos a observar crecimiento económico en México?
Artículos recientes...
Rodrigo Hernández
• Analfabetismo económico mexicano
Arturo Damm
• Ackerman, ¿victimario?
Ricardo Valenzuela
• La economía cósmica
Arturo Damm
• Decrecimiento, preocupante
Arturo Damm
• Cifras
Víctor Hugo Becerra
• México: ¡Exprópiese!