VIERNES, 27 DE JULIO DE 2012
Descontroles de precios en Venezuela

¿Usted cree que es buen momento para realizar inversiones en México?
No
No sé



El punto sobre la i
“Si del derecho a la vida se desprende el derecho a defenderla, del derecho a defenderla, ¿no se desprende el derecho a la portación de armas?”
Félix de Jesús


Más artículos...
Manuel Suárez Mier
• Propaganda, censura y autocracia

Arturo Damm
• Progreso social, ¿hacia dónde?

Luis Pazos
• Pemex: ideologías contra aritmética

Arturo Damm
• Afirmaciones falaces

Ricardo Valenzuela
• Unión de Estados Americanos Socialistas (II)

Arturo Damm
• ¿Otra tenencia?

Víctor Hugo Becerra
• El gobierno de López Obrador, un fracaso


Pulsaciones...
• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Luis Pazos







“Los controles de precios sólo generan escasez, quiebra de empresas y distorsiones en la economía. Pero tienen su atractivo político.”


Una de las políticas que en todo país y en todo tiempo ha generado escasez, quiebra de empresas y distorsiones en la economía, es el control de precios. En Venezuela, el control de precios es de los principales instrumentos políticos del actual gobierno, que durante 13 años ha acumulado presión inflacionaria, la que en cualquier momento puede estallar.

La gasolina es prácticamente regalada. Una botellita de agua vale aproximadamente 10 bolívares, mientras llenar un tanque de un carro mediano cuesta 5 bolívares; muchas veces la propina que dan a quien surte gasolina es mayor al costo de la gasolina. Esa política propicia el contrabando de gasolina hacia Colombia y llevó a que Venezuela pasara de exportador a importador de gasolina.

El control de precios se extiende a la mayoría de las actividades productivas. Las tasas de interés están controladas. Varios bancos se han descapitalizado o han sido estatizados. El control de cambios da un poder arbitrario a los funcionarios públicos para decidir a quienes vender dólares al cambio oficial. Los que no son agraciados, tienen que comprarlos en el mercado real al doble de precio.

Los productos básicos también tienen precio controlado. Cuando llegan a los supermercados se acaban en media hora aunque están racionados. A cada persona le venden sólo una determinada cantidad de kilos de azúcar o litros de leche. La escasez provocada por los controles de precios llevó ha convertirse a los gobernantes en los principales importadores, petroleros, comerciantes, industriales y banqueros del país.

Todas esas políticas tienen un atractivo político, además de los millonarios recursos sin control que manejan los funcionarios, el hacerle creer a muchos ciudadanos que a cambio de su voto, las dádivas, los subsidios y los precios bajos durarán siempre y cuando siga el mismo gobierno en el poder.

• Venezuela • Control de precios

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus