VIERNES, 12 DE ABRIL DE 2013
Radicales, ¿fuero para violar la ley?

¿Usted cree que es buen momento para realizar inversiones en México?
No
No sé



El punto sobre la i
“Si del derecho a la vida se desprende el derecho a defenderla, del derecho a defenderla, ¿no se desprende el derecho a la portación de armas?”
Félix de Jesús


Más artículos...
Arturo Damm
• Empresarios

Manuel Suárez Mier
• Propaganda, censura y autocracia

Arturo Damm
• Progreso social, ¿hacia dónde?

Luis Pazos
• Pemex: ideologías contra aritmética

Arturo Damm
• Afirmaciones falaces

Ricardo Valenzuela
• Unión de Estados Americanos Socialistas (II)


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

Luis Pazos







“Una cosa es la prudencia ante provocadores y otra darles un fuero fáctico para que perturben el orden público impunemente.”


En México hay dos varas para aplicar la ley. Una para los grupos organizados y otra para los ciudadanos no organizados, independientes. Si yo me paro en medio de una calle e impido el paso a los automóviles, la policía me remite a una delegación y me consignan por obstruir las vías de comunicación; pero si llego con 50 y digo que soy del “movimiento de unidad proletaria” o de cualquier otro, la policía desvía el tráfico, y si algún granadero nos toca, aunque yo le pegue con palos y le aviente piedras, lo acusamos de represión y de violar los derechos humanos.

Si solo rompo el cristal de un aparador de un comercio, me detiene la policía y me encarcela por daños en propiedad ajena; pero si lo hago junto con un centenar y digo que es en protesta contra el examen a maestros, entonces hasta un órgano legislativo, como pasó en el Distrito Federal, cambia las leyes para que obtengamos la libertad. Martí Batres, dirigente de Morena, el partido de AMLO, declaró que bloquear calles es una protesta social no un delito.

La mayoría de las policías, federales, estatales y municipales reciben la orden de no tocar a los grupos que bloquean vías de comunicación, pues si hay algún lesionado lo convierten en víctima de la “represión” y son los policías los que van a la cárcel. Es más cómodo para las autoridades que miles de ciudadanos se queden varados por horas en un bloqueo, que cumplir con su deber, desalojar y detener a delincuentes organizados en grupos políticos.

El camino correcto es el marcado por el Dr. Manuel Mondragón, Comisionado Nacional de Seguridad, al desalojar a radicales de la autopista del Sol. Las autoridades y los ciudadanos pacíficos no deben ser rehenes de vándalos que apedrean comercios, queman carros, secuestran funcionarios y bloquean vías de comunicación, como actos de provocación para generar víctimas y crear banderas para darle vida a sus movimientos políticos de izquierda radical.

Líderes del CNTE son peores que la “maestra”, pues además de no transparentar el destino de los recursos que reciben y de manipular plazas, actúan violentamente y dejan a los niños sin clases en las secciones que controlan. Una cosa es la prudencia ante provocadores y otra darles un fuero fáctico para que perturben el orden público impunemente.

• Impunidad

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus