SÁBADO, 15 DE JUNIO DE 2013
¿Suprimir programas sociales?

¿Considera usted que, en caso de logar su registro, “México Libre” es una alternativa viable para tener una oposición fuerte?
No
No sé



El punto sobre la i
“Por mucho que nos duela a los liberales, ninguna Constitución es garantía de la libertad.”
Carlos Rodríguez Braun


Más artículos...
Manuel Suárez Mier
• El misterio chileno

Arturo Damm
• Capitalismo de compadres (II)

Asael Polo Hernández
• ¿Liquidar o estabilizar?

Arturo Damm
• Capitalismo de compadres (I)

Ricardo Valenzuela
• Mexicanos, ustedes no merecen ser libres

Arturo Damm
• Capitalismos

Isaac Katz
• Viejos pobres (I)


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Luis Pazos







“La solución, junto con una mejor educación, es invertir los recursos destinados en zonas marginadas a programas sociales en infraestructura y crear inventivos para que empresas nacionales o extranjeras inicien centros de trabajo en esos lugares.”


A raíz de las acusaciones del PAN al PRI sobre el uso electoral de programas sociales y la denuncia del PRI de que el PAN también utiliza esos programas con fines electorales y el hecho de que el PRD en el Distrito Federal manipula los programas de ayuda a los de la tercera edad con fines electorales, queda claro que prácticamente todos los partidos en mayor o menor grado usan los programas de ayuda a los pobres con fines electorales.

Al ver el número de pobres inscritos en esos programas vemos que con el pasar de los años no disminuyen, sino aumentan, lo que quiere decir que no funcionan o se aplican con un criterio político electoral, en donde el número de afiliados no depende de los pobres, sino de los encargados del programa para buscar votos para su partido.

Hay solo dos caminos para estructural y permanentemente disminuir la pobreza:

1. Promover la inversión privada sustentable, que no dependa de subsidios temporales, en las zonas de mayor marginalidad, atraso y pobreza.

2. Mejor educación, que aumente el nivel de conocimiento en esas zonas. Paradójicamente en Chiapas, Guerrero y Oaxaca es donde están peor las instituciones educativas básicas y donde más se necesita una mejor educación.

El programa Cruzada Nacional contra el Hambre iniciado este sexenio, puede ayudar a que algunos coman mejor en tanto les dé el Gobierno, pero no combate estructuralmente la pobreza. El viejo adagio chino: no des pescado, sino enseña a pescar, que casi todos conocemos, lo pasan por alto quienes estructuran los programas para los que menos tienen. Parece que su finalidad no es disminuir el número de pobres, sino  contar cada día con más pobres cautivos para las elecciones.

La solución, junto con una mejor educación, es invertir los recursos destinados en zonas marginadas a programas sociales en infraestructura y crear inventivos para que empresas nacionales o extranjeras inicien centros de trabajo en esos lugares.

• Populismo • Subsidios • PRI • PRD • PAN

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus