MIÉRCOLES, 14 DE AGOSTO DE 2013
Traición a la Patria

¿Ud. está de acuerdo en que el gobierno mexicano regale 100 millones de dólares a gobiernos centroamericanos para frenar la inmigración?
No
No sé



“Incluso si la ausencia de gobierno realmente significara anarquía en un sentido negativo y desordenado, que está lejos de ser el caso, incluso entonces, ningún trastorno anárquico podría ser peor que la posición a la que el gobierno ha dirigido a la humanidad.”
Leon Tolstoy

Isaac Katz







“No reformar de fondo el sector energético nacional, sería traicionar a la patria.”


A propósito de la discusión que se ha dado en torno a la reforma energética, ya han salido quienes se oponen a una reforma profunda, una que modifique de raíz la estructura del sector, particularmente en lo que corresponde al sector de hidrocarburos, sin olvidar también la reestructuración del sector eléctrico nacional. Inclusive el Sr. López ha señalado que modificar el artículo 27 constitucional para permitir la participación del sector privado en esta rama de actividad económica sería considerada como una “traición a la patria”. La realidad es la opuesta; no modificar los artículos 25, 27 y 28 constitucionales para abrir el sector energético al sector privado sí podría ser considerada como una traición a la patria, una traición a todos los mexicanos que aspiran a un mayor nivel de bienestar.

Es claro y así está documentado en varios estudios serios, por ejemplo los elaborados por el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) y el Centro de Investigación para el Desarrollo (CIDAC), que mantener la estructura actual del sector energético, nos condena a desaprovechar el enorme potencial que tiene México para explotar la riqueza que tenemos en la materia y generar un efecto agregado positivo sobre el resto de la economía, tanto en crecimiento del PIB como en generación de empleos.

De un máximo de 3.2 millones diarios de producción de petróleo alcanzado en 2004, ahora solo se logran producir 2.5 millones. La inversión de PEMEX pasó de un poco más de 4,000 millones de dólares a 26,000 millones de dólares sin un resultado claramente positivo. PEMEX Refinación, por sí misma, perdió el año pasado 80,000 millones de pesos, más de lo que se gasta en el programa Oportunidades. La industria manufacturera nacional no puede crecer más porque los precios de la energía (gas natural y electricidad) son excesivamente elevados, aunado al desabasto de gas porque no se ha invertido en gasoductos. El pasivo laboral de PEMEX es de 1.4 billones de pesos lo que la coloca, si fuese una empresa, en una situación de quiebra. En pocos años, Estados Unidos será un exportador neto de energía y PEMEX se quedará sin su principal cliente de exportaciones de petróleo. Y, para no olvidar, es un organismo público plagado de corrupción y de apropiación de rentas por parte del sindicato petrolero y de la burocracia.

La transformación radical no puede esperar. No es solo un problema de que el gobierno le extrae a PEMEX muchos recursos (que en realidad no son significativamente diferentes de lo que sucede en otros países en donde la participación privada sí está permitida), sino uno estructural. PEMEX simplemente no tiene la capacidad financiera ni tecnológica para explotar eficientemente la riqueza de hidrocarburos que tiene el país, tanto en aguas profundas del Golfo de México como en lo que toca al petróleo y gas atrapado en rocas (shale oil y shale gas).

Se requiere, bajo una regulación eficiente, abrir todo el sector energético al sector privado, desde exploración y explotación de petróleo y gas bajo esquemas de concesión y riesgo compartido hasta la refinación, producción de petroquímicos, almacenamiento y transporte y, en el sector eléctrico, mayor participación en generación y abrir el área de distribución.

El resto del mundo avanza y la izquierda mexicana quiere seguir conduciendo al país viendo el espejo retrovisor, encantado por un pasado que ya no existe. No reformar de fondo el sector energético nacional, sería traicionar a la patria.

• Petróleo • Problemas económicos de México • Reforma energética • Progres nacionalistas

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus