VIERNES, 7 DE ABRIL DE 2006
Aberraciones económicas: México en peligro

¿Usted considera un triunfo para México el acuerdo al que llegó con Estados Unidos para evitar la imposición de aranceles?
No
No sé



“Incluso si la ausencia de gobierno realmente significara anarquía en un sentido negativo y desordenado, que está lejos de ser el caso, incluso entonces, ningún trastorno anárquico podría ser peor que la posición a la que el gobierno ha dirigido a la humanidad.”
Leon Tolstoy

Isaac Katz







“Vale la pena comentar dos nuevas aberraciones económicas proferidas durante las campañas electorales, una de Felipe Calderón y la otra de Manuel Andrés López.”


Esta semana vale la pena comentar dos nuevas aberraciones económicas proferidas durante las campañas electorales, una de Felipe Calderón referida a la política monetaria y la competitividad y la otra de Manuel Andrés López respecto de su afirmación de que la banca es un parásito.

 

En lo que puede considerarse como una aberración económica, Calderón señaló que se opone a la utilización del “corto” por parte del banco central porque afecta negativamente la competitividad de las empresas. Esta aberración la complementó con otra, de similar calibre, al afirmar que respetando la autonomía del Banco de México, les solicitaría que sólo se utilizara el “corto” en situaciones muy particulares. Al respecto valen los siguientes comentarios: a) el “corto” es uno más entre varios instrumentos de control monetario de los cuales dispone el Banco de México para alcanzar su objetivo de procurar la estabilidad del nivel general de precios; b) una política monetaria de estabilización, cualquiera que sea el instrumento de control monetario que se utilice (operaciones de mercado abierto, el “corto”, el encaje legal, etc.), actúa a través de un alza en las tasas de interés ya que este es el mecanismo de transmisión de la política monetaria mediante el cual se logra una menor expansión de la demanda agregada y una reducción de la inflación; c) la aplicación del “corto” en ningún momento reduce la liquidez de la economía ya que el Banco de México, como garante del sistema de pagos de la economía, tiene que garantizar que se satisfaga, a la tasa de interés vigente en el mercado, la demanda de billetes y monedas es decir, el banco central no puede permitir que un cheque no se pague por “falta de liquidez” en la economía; d) la autonomía del Banco de México es precisamente eso, la independencia del banco central para instrumentar aquella política monetaria, a través de todos los instrumentos de control monetario a su disposición, que le permita cumplir con su mandato constitucional de procurar la estabilidad del nivel general de precios; e) finalmente, Calderón debería saber que la competitividad de las empresas depende, no de la política monetaria, sino de los elementos de carácter estructural de la economía: definición de los derechos privados de propiedad, garantía judicial de imparcialidad, leyes y reglamentos eficientes que reduzcan los costos de transacción en la economía, mercados competitivos de bienes y de factores de la producción, infraestructura de comunicaciones y transportes de alta calidad, diseño tributario eficiente, capital humano de alta calidad, etcétera. Haber señalado que la política monetaria afecta negativamente la competitividad es una absoluta aberración.

 

La segunda es la proferida por MALO. En sus estudios de ciencia política no aprendió economía; lo que sí aprendió como dogma es la visión marxista–leninista del mundo y de ahí de que haya señalado que la banca es un parásito. MALO simplemente no entiende el crucial papel que juega el sistema financiero en la economía, particularmente el sistema bancario, como tampoco entiende el por qué del rescate bancario, un proceso mediante el cual se salvó, no a los accionistas de la banca como él dice, sino el patrimonio de todos los ahorradores a través de los diferentes programas de apoyo a los deudores de la banca y al programa de capitalización y compra de cartera por parte del Fobaproa. MALO no comprende que una economía no puede funcionar eficientemente sin un sistema bancario, el cual tiene dos funciones claves: a) es el mecanismo mediante el cual funciona el sistema de pagos de la economía es decir, la mayor parte de las transacciones que se realizan no se pagan con billetes y monedas sino con los recursos depositados en las cuentas de cheques; b) es el mecanismo para intermediar el ahorro atomizado de las unidades familiares, para canalizarlo en bloques más grandes hacia los demandantes de crédito, sean otras familias, empresas o el gobierno. Quizás al decir que la banca es un parásito haya estado pensando, aunque no lo haya señalado explícitamente, en la recomendación número 5 del Manifiesto Comunista de Marx y Engels para instaurar el comunismo y que a la letra dice: “Centralización del crédito en manos del Estado por medio de un Banco nacional y monopolio exclusivo”. Que MALO siquiera considere la posibilidad de expropiar la banca deja ver el enorme peligro que representa que llegue a la presidencia de la República; toda la propiedad privada estaría en peligro y entonces sí, México se iría por un caño.


 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus