MARTES, 16 DE JUNIO DE 2015
Carstens y la inflación

¿A quiénes deben ir dirigidos los apoyos por parte del gobierno en ésta crisis provocada por el Covid19?
A las personas
A las empresas
Sólo a las Pymes
A todos
A nadie



El punto sobre la i
“El gobierno es un mal necesario”
Thomas Paine


Más artículos...
Ricardo Valenzuela
• ¿Cómo llegó Marx a EU… y a Mexico? (II)

Arturo Damm
• Empresario = Benefactor

Santos Mercado
• Una sociedad bien organizada

Víctor Hugo Becerra
• El coronavirus es el iceberg y México es el Titanic

Arturo Damm
• Art. 39 CFF

Isaac Katz
• La gran crisis

Arturo Damm
• Comercio exterior, de mal en peor


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Arturo Damm







“Los resultados con respecto al manejo de la inflación ¿aconsejan un segundo período de Carstens al frente del Banco de México?”


El medio indispensable para lograr, por medio del ahorro, la inversión directa y el comercio, un mayor progreso económico, una mayor producción, de mejores bienes y servicios, para un mayor número de gente, es el dinero, el medio de intercambio de la riqueza, y a la prueba me remito. Si con contáramos con dinero, y por lo tanto nos viéramos limitados al trueque, qué pasaría con nuestras posibilidades para ahorrar, invertir de manera directa y comerciar: ¿mejorarían, quedarían iguales, empeorarían?

El dinero es el medio indispensable para, mediante el ahorro, la inversión directa y el comercio, potenciar las actividades económicas, y conviene que ese dinero sea sano y fuerte, que preserve su poder adquisitivo, siendo esta preservación la principal tarea de los bancos centrales, el Banco de México incluido, institución que, en los últimos meses, ha conseguido llevar la inflación a niveles no registrados desde 1968: 2.88 por ciento, anual, el pasado mes de mayo.

Lo anterior viene a cuento porque se acera el fin del primer período de Agustín Carstens al frente del Banco de México, y Peña Nieto tendrá que decidir si lo propone para otros seis años al frente de la institución, propuesta que, de darse, tendrá que ser ratificada por el Senado, o si, por el contrario, propone a alguien más para sustituirlo a partir del 1 de enero del 2016. ¿Cuál es la decisión correcta? Para responder tomemos en cuenta, en primer lugar, la evolución de la inflación en la “era Carstens”, comportamiento de los precios que debe ser, si no el único, sí el criterio más importante para decidir su permanencia o reemplazo.

Carstens recibió la gubernatura del Banco de México con una inflación anual de 3.57 por ciento (2009) y terminará su primer período (según los resultados de la Encuesta Sobre las Expectativas de los Especialistas en Economía del Sector Privado, correspondiente a mayo) con una inflación de 2.96 puntos porcentuales. Estos resultados, ¿aconsejan un segundo período de Carstens al frente del Banco de México? Sí.

• Inflación / Política monetaria

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus