Pesos y contrapesos
Jun 17, 2015
Arturo Damm

La era Carstens

En la “era Carstens”, considerando la inflación promedio anual, el Banco de México sí ha cumplido con su meta, lo cual debe tomarse en cuenta a la hora de decidir si Carstens se queda o se va.

En el Pesos y Contrapesos publicado el miércoles 10 de junio escribí que “el Banco de México no ha cumplido, ni con su tarea institucional (preservar el poder adquisitivo del peso), ni con la meta que él mismo se ha fijado (inflación no mayor al 4.0 por ciento)”, y como prueba apunté que la inflación promedio anual del 2001 al 2014 fue del 4.3 por ciento. El peso siguió perdiendo poder adquisitivo (la inflación acumulada del 2001 al 2014 fue del 80.5 por ciento), y el banco central no cumplió con su meta.

En el Pesos y Contrapesos publicado ayer anoté que “Carstens recibió la gubernatura del Banco de México con una inflación anual de 3.57 por ciento (2009) y (que) terminará su primer período (según los resultados de la Encuesta Sobre las Expectativas de los Especialistas en Economía del Sector Privado, correspondiente a mayo), con una inflación de 2.96 puntos porcentuales”, cumpliendo con la meta de inflación (3.0 por ciento, más menos un punto porcentual de margen de error), que la misma autoridad monetaria se ha fijado, lo cual debe tomarse en cuenta a la hora de decidir si Carstens debe, o no, repetir como gobernador del Banco de México.

De 2001 a 2009, antes de la “era Carstens”, la inflación promedio anual fue del 4.4 por ciento, por arriba de la máxima permitida, según la meta señalada por la misma autoridad monetaria. Durante los cinco primeros años de la “era Carstens”, del 2010 al 2015, la inflación promedio anual fue del 3.8 por ciento, por debajo de la máxima permitida. Suponiendo que este año la inflación termine en 2.96 por ciento, la inflación promedio anual durante la “era Carstens”, del 2010 al 2015, sería del 3.8 por ciento, por debajo de la máxima permitida.

En la “era Carstens”, considerando la inflación promedio anual, el Banco de México sí ha cumplido con su meta, lo cual debe tomarse en cuenta a la hora de decidir si Carstens se queda o se va.



Comments powered by Disqus
El punto sobre la i

El problema, para los dictadores, es que no pueden eliminar la libertad del ser humano. Sólo pueden prohibir su ejercicio, prohibición a la que se opone, precisamente, la libertad.

Othmar K. Amagi
Entrar
Encuesta de la semana
México es el 10° país con más habitantes en el mundo, tenemos altos índices de obesidad y de diabetes, así como de hipertensión, ¿cuál sería un resultado que pudiera considerarse un éxito en la estrategia implementada por el gobierno federal contra la pandemia de Covid-19?
Artículos recientes...
Isaac Katz
• 188 años
Arturo Damm
• ¿Cambio de postura?
Arturo Damm
• Gobierno neutral
Isaac Katz
• La otra tragedia