MIÉRCOLES, 30 DE SEPTIEMBRE DE 2015
Banxico, ¿culpable por la depreciación? (III)

¿La cancelación de la construcción de la planta de Constellation Brands en Mexicali representa un punto de quiebre entre el gobierno y los empresarios?
No, habrá más proyectos
Definitivamente



El punto sobre la i
“El gobierno es un mal necesario”
Thomas Paine


Más artículos...
Santos Mercado
• Una sociedad bien organizada

Víctor Hugo Becerra
• El coronavirus es el iceberg y México es el Titanic

Arturo Damm
• Art. 39 CFF

Isaac Katz
• La gran crisis

Arturo Damm
• Comercio exterior, de mal en peor

Manuel Suárez Mier
• Crisis financiera en EU

Arturo Damm
• Condiciones de empleo y cuarentena


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Arturo Damm







“Si el Banco de México hubiera elevado la tasa de interés, ¿se hubiera evitado la depreciación?”


La depreciación del peso frente al dólar se debe a que la salida de dólares, desde México hacia el extranjero, ha sido mayor que su entrada, desde el extranjero hacia México, lo cual podría haberse evitado, opinan algunos, si en su momento el Banco de México hubiera aumentado la tasa de interés, con lo cual la inversión financiera en México se hubiera vuelto más atractiva, lo cual hubiera atraído más capitales hacia la economía mexicana, dólares incluidos. Si el Banco de México hubiera elevado la tasa de interés, ¿se hubiera evitado la depreciación?

Lo primero que hay que tener en cuenta es que la depreciación no se debió al diferencial de tasas de interés entre México y Estados Unidos, ya que en México la tasa de referencia (interbancaria a 1 día) es del 3.00 por ciento y en Estados Unidos (de fondos federales) es del 0.25 por ciento, diferencia a nuestro favor. La salida de dólares no se debió a una fuga de capitales para aprovechar la inexistente mayor tasa de interés de referencia en los Estados Unidos, que no es el caso, sino a la condición de especulación cambiaria que causó, ¡y sigue causando!, la expectativa de que tarde o temprano aumentará la tasa de referencia en los Estados Unidos. (Véase al respecto, en este mismo espacio, la serie Fortalecer al peso, que se publicó del 10 al 14 de agosto). Así las cosas, ¿qué tan eficaz hubiera sido el alza de la tasa de referencia en México para evitar la salida de dólares? Y sobre todo, ¿cuánto debería de haber aumentado para conseguirlo?

Para darnos una idea. Quien el 2 de enero compró dólares los pudo haber vendido el 25 de septiembre con una ganancia nominal del 9.1 por ciento. ¿Cuánto debería de haber aumentado la tasa de referencia, y el resto de las tasas pasivas, para contrarrestar esa ganancia cambiaria y hacer más atractiva la entrada (oferta y venta) que la salida (demanda y compra) de dólares? ¿Hubiera sido factible?

• Política cambiaria • Tasas de interés

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus