MIÉRCOLES, 3 DE FEBRERO DE 2016
Deuda pública, luz roja (I)

¿A quiénes deben ir dirigidos los apoyos por parte del gobierno en esta crisis provocada por el Covid19?
A las personas
A las empresas
Sólo a las Pymes
A todos
A nadie



El punto sobre la i
“El gobierno es un mal necesario”
Thomas Paine


Más artículos...
Santos Mercado
• Después de la pandemia, a resolver la crisis económica

Manuel Suárez Mier
• Liderazgos fallidos

Arturo Damm
• Domingo, día clave

Fernando Amerlinck
• Hernán Cortés, el padre de la patria

Luis Pazos
• AMLO, ¿suicidio político?

Arturo Damm
• Lo ha dicho Negrete

Ricardo Valenzuela
• ¿Cómo llegó Marx a EU… y a México? (II)


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Arturo Damm







“Cuatro son las posibles fuentes de financiamiento del gasto gubernamental: impuestos, deuda, producción de dinero, venta de activos. Cada una tiene su inconveniente.”


Cuatro son las posibles fuentes de financiamiento del gasto gubernamental: impuestos, deuda, producción de dinero, venta de activos. Cada una tiene su inconveniente.

Al cobrar impuestos el gobierno obliga al contribuyente a entregarle parte del producto de su trabajo, poder para recaudar que, en manos poco escrupulosas, ¡como por lo general son las de los políticos y los gobernantes!, hacen que el cobro de impuestos degenere en un robo con todas las de la ley, ¡como por lo general sucede!

Al contraer deuda el gobierno se compromete a regresar el préstamo más los intereses, momento de preguntar ¿y de dónde saldrá el dinero para saldar las deudas? Tarde o temprano, de una u otra manera, de los impuestos, es decir, de la parte del producto de su trabajo que el recaudador obliga al contribuyente a entregarle.

Al recurrir a la producción de dinero (impresión de billetes y/o acuñación de moneda) el gobierno defrauda a los ciudadanos, ya que al ser el dinero el medio de intercambio de la riqueza lo único que justifica producir más es que previamente haya habido una mayor producción de riqueza, que no es otra cosa más que los bienes y servicios con los que satisfacemos nuestras necesidades. Producir más dinero sin que previamente se hayan producido más bienes y servicios es un fraude que genera inflación.

Por último la venta de activos como fuente de financiamiento del gasto gubernamental tiene el grave inconveniente de que se trata de una fuente no recurrente de ingresos, ya que cada activo puede venderse solo una vez, lo que no sucede ni con los impuestos (se cobra una y otra y otra y otra vez), ni con la deuda (el gobierno se endeuda una y otra y otra y otra vez), ni con la producción de dinero (si las leyes lo permiten el gobierno puede recurrir a ella una y otra y otra y otra vez).

De estas cuatro fuentes de financiamiento del gasto gubernamental, ¿cuáles son válidas y cuáles no?

Continuará.

• Política fiscal

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus