MARTES, 17 DE MAYO DE 2016
Destrabar el crecimiento

¿Usted considera un triunfo para México el acuerdo al que llegó con Estados Unidos para evitar la imposición de aranceles?
No
No sé



“Incluso si la ausencia de gobierno realmente significara anarquía en un sentido negativo y desordenado, que está lejos de ser el caso, incluso entonces, ningún trastorno anárquico podría ser peor que la posición a la que el gobierno ha dirigido a la humanidad.”
Leon Tolstoy

Isaac Katz







“Es indispensable, sino que urgente, eliminar todas aquellas trabas en el arreglo institucional que inhiben el crecimiento. Destaco cinco.”


La economía mexicana sigue creciendo a tasas muy bajas. La expectativa de crecimiento para este año es de alrededor del 2.4%, similar al alcanzado el año pasado. Es obvio que esto no es suficiente para lograr un aumento en el bienestar de las familias y menos aún para incidir significativamente en los altos índices de pobreza que aquejan a casi la mitad de la población.

En años anteriores, la principal fuente de crecimiento fueron las exportaciones; el año pasado ya no lo fueron y este año tampoco lo serán debido en gran medida al  estancamiento del sector industrial en Estados Unidos, nuestro principal destino. Por lo mismo es indispensable, sino que urgente, eliminar todas aquellas trabas en el arreglo institucional que inhiben el crecimiento. Destaco cinco.

Primero, existen en el marco legal excesivas barreras de entrada y salida de los mercados. Una enorme cantidad de regulaciones en los tres niveles de gobierno, encarecen la creación y crecimiento de las empresas y, por lo mismo, del empleo formal. Un lastre para el crecimiento económico lo constituyen una enorme cantidad de empresas que operan en la informalidad, con una escala muy pequeña de producción, con muy pocos empleados (sin acceso al sistema de seguridad social) y con tecnologías obsoletas de producción. En estas empresas no hay un incremento en la productividad de los factores de la producción y, en consecuencia, tampoco contribuyen al crecimiento. Por lo mismo, es urgente rediseñar el esquema regulatorio para reducir los costos de transacción tal que permita la creación y crecimiento de las empresas y su modernización tecnológica. Además, de paso hay que decirlo, una más eficiente y transparente regulación contribuiría para abatir la muy alta incidencia de corrupción que impera en el país.

Segundo, ligado a lo anterior, es indispensable una reforma al sistema de seguridad social. El esquema actual de cuotas al IMSS actúa como un impuesto a la creación de empleos. Se necesita transitar hacia un sistema en donde la provisión sea financiada con la recaudación general de impuestos.

Tercero, es también urgente aprobar todo el paquete legislativo del Sistema Nacional Anticorrupción, incluidas las reformas al Código Penal Federal y la creación de un fiscal independiente. La corrupción es un juego de suma negativo que inhibe la inversión y el crecimiento. Es alarmante que México, siendo vecino geográfico de la economía más grande del mundo y con la cual se tiene un tratado de libre comercio, solo reciba flujos de inversión extranjera directa que representan menos del 2% del PIB. La corrupción que impera en nuestro país la inhibe.

Cuarto, necesitamos transformar de fondo al poder judicial. Una de las mayores debilidades institucionales que enfrentamos es la ineficiencia e ineficacia del sistema judicial para garantizar el cumplimiento de los contratos. Poderes judiciales estatales, en los cuales se dirimen prácticamente todos los litigios mercantiles, no son independientes e imparciales, además de que están en muchos casos plagados de corrupción. Un país en el cual no hay la garantía judicial del cumplimiento de contratos experimentará menos inversión, nacional y extranjera, y crecerá menos.

Quinto, una reforma de fondo del gasto público. Atendiendo las fuentes de crecimiento por el lado de la demanda agregada, observamos que la contribución del gasto público es prácticamente nula, inclusive negativa en el caso de la inversión. Programas de gasto mal diseñados, con rentabilidad social negativa, están reduciendo el crecimiento, además de que hay que considerar el efecto desplazamiento de la inversión privada derivada del muy elevado déficit fiscal.

Hay más pero ya no hay espacio.

• Problemas económicos de México

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus